BARNES consolida su presencia en la Costa Brava y el Empordà

La llegada del verano ha supuesto un punto de inflexión en el mercado de costa en España para la compra o alquiler de primeras y segundas residencias por la vuelta de turistas a nuestras fronteras. En este sentido, una de las regiones más exclusivas y demandadas tanto por la demanda inmobiliaria nacional como por la extranjera es la Costa Brava y el Empordà, donde la inmobiliaria internacional de lujo BARNES ha intensificado sus operaciones.

BARNES comercializa propiedades a partir del millón de euros en la región, tanto en la zona costera como en el interior: Calella, Begur, Llafranc, Pals, Peratallada, Monells, Montrás son algunas de las localidades con mayor demanda de la zona en las que la inmobiliaria cuenta con propiedades a la venta. Tras la venta de la vivienda, BARNES también ofrece a través de un reconocido socio local, The Circle Empordà, servicios de mantenimiento, vigilancia y limpieza de las propiedades durante el año, una de las grandes preocupaciones de los compradores de viviendas vacacionales. Con este socio BARNES ofrece un servicio postventa de calidad asegurando la satisfacción de sus clientes antes, durante y después de la compra.

Más allá de sus tradicionales servicios de intermediación para la venta de viviendas de lujo, BARNES también ha incorporado en la Costa Brava y el Empordà el ‘property hunting’ a su gama de servicios. Consiste en la búsqueda y negociación en exclusiva de propiedades para aquellos compradores que necesitan asesoramiento y disponen de poco tiempo para hacer visitas y concretar su proyecto de compra.  BARNES se encarga de rastrear el mercado en busca de las mejores oportunidades de compra teniendo en cuenta las necesidades del cliente.

Xavier Martin, responsable de BARNES en la Costa Brava y el Empordà, asegura que “los compradores de viviendas de alta gama cada vez valoran más la posibilidad de contar con un experto a la hora de comprar y negociar una propiedad, más allá del asesoramiento en la búsqueda y filtro de las viviendas”. “La Costa Brava es un mercado muy cotizado a nivel internacional pero que funciona de una manera muy local, por lo que nuestro profundo conocimiento de la zona supone un valor añadido muy importante para el comprador”, indica el experto.

Las viviendas más buscadas son de dos tipologías. Por un lado, casas con vistas al mar de más de 300 mconstruidos, jardín y piscina y, por el otro, masías con encanto y privacidad en localidades pintorescas del Baix Empordà. En ambos casos, las vistas son un elemento intangible muy valorado que puede aumentar significativamente el precio de compra o alquiler de la propiedad. En cuanto al perfil de comprador, españoles, franceses y belgas son, por este orden, los que acaparan el 80% de las compras de viviendas de lujo en la Costa Brava y el Empordà.

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *