BBVA: el «importante retroceso» inmobiliario se prolongará, pero se afrontará mejor la crisis que en 2008

BBVA Research constata que los primeros datos del sector inmobiliario durante el confinamiento muestran un «importante retroceso» que «a buen seguro se prolongará en los próximos meses», si bien ha destacado que la situación del mercado es «bastante más halagüeña» que en el año 2008 para afrontar mejor un ajuste.

Así lo señala el servicio de estudios de la entidad en su último informe ‘Situación inmobiliaria’, en el que explica que la situación del precio de partida que es muy diferente, ya que en 2008 el precio del metro cuadrado era de unos 2.100 euros de media en España, mientras que hoy se sitúa en 1.650 euros.

Por tanto, BBVA Research subraya que «a día de hoy, el esfuerzo para adquirir una vivienda es más reducido», a lo que se suma el porcentaje de renta dedicado al pago de la hipoteca, que durante la crisis de 2008 era superior al 50%, y ahora es del 32%.

«La situación financiera actualmente está más saneada que años atrás», resalta el informe, que apunta que el endeudamiento de las familias ha pasado del 171% en 2006 al 131% en 2019. Adicionalmente, valora que los tipos de interés se mantendrán en niveles «relativamente reducidos» y el mercado, en general, no refleja un problema de sobreoferta de vivienda de obra nueva como sí lo mostraba entonces.

NOTABLE CAÍDA DE VENTA DE VIVIENDAS

En cualquier caso, señala que la caída de las ventas se ha intensificado en el primer trimestre del año, puesto que, tras la recuperación del mes de febrero, las transacciones cayeron con fuerza en marzo (-40% con respecto al mes anterior), como consecuencia del inicio del confinamiento. Este descenso, añade, también se aprecia en la firma de hipotecas (-37,1% en marzo con respecto a febrero).

Según explica el informe, esta reducción de las ventas se dejó notar en el precio de la vivienda, que registró el primer descenso intermensual en 21 trimestres (-0,4% una vez corregido de variaciones estacionales y el efecto calendario), acentuándose la desaceleración interanual que venía produciéndose desde el segundo trimestre de 2019, según el Ministerio de Movilidad, Transportes y Agenda Urbana.

Por su parte, apunta que el sector de la construcción mostró «síntomas de descenso» en la primera parte del confinamiento. Tras la recuperación de febrero, en marzo los visados para obra nueva cayeron un 36% mensual. Asimismo, el empleo en la construcción cayó un 4% con respecto al mes de marzo de 2020 y siguió cayendo en abril y mayo (-1,3% de variación intermensual en promedio). A su vez la inversión residencial retrocedió el 12,3% en el primer trimestre.

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *