Alquilar la vivienda o sus habitaciones

Mayo. 2013

  • Crecen los pequeños inversores que adquieren varios inmuebles para arrendamiento
  • Aumenta la demanda del alquiler por habitaciones con la crisis  y cambia el perfil del arrendador

 

Alquilar una vivienda es, entre otras cuestiones, tratar de sacar rentabilidad a un inmueble. Una práctica que, según banco Sabadell, se ha recuperado en manos del pequeño inversor. Aumentan los ahorradores que, tras haber esperado a importantes rebajas en los precios, adquieren varios inmuebles destinados al arrendamiento.
Y es que alquilar puede resultar muy rentable, según un estudio de idealista.com, basado en dividir el precio medio del alquiler multiplicado por doce meses entre el precio de alquiler del inmueble y, teniendo en cuenta además otros factores como la ubicación o el tamaño. Según el análisis, los inmuebles que generan mayores rentabilidades están situados en las grandes ciudades. Capitales como Madrid y Barcelona, con pisos pequeños, céntricos y bien comunicados, arrojan rentabilidades de entorno al 4%.

Alquilar por habitaciones

Existen además otras fórmulas de arrendamiento cada vez más populares como el alquiler por habitaciones. En estos casos, el precio total del arrendamiento se divide entre el número de habitaciones a partes iguales, o en base al tamaño y prestaciones de las estancias, por lo que no se formaliza un contrato sino tantos como inquilinos tenga la vivienda. No obstante, antes de decidirse por esta tipología, deben tenerse en cuenta algunas cuestiones.

Como explica el portal inmobiliario yaencontre.com, si el propietario alquila la vivienda completa, el contrato se rige por la Ley de Arrendamientos Urbanos que establece un periodo general obligatorio de duración de 3 años. Si, en cambio, se opta por el alquiler por habitaciones, el propietario tiene la opción de regirse por el Código Civil. En este caso, se liberaliza el período del contrato a lo pactado, lo que permite recuperar la vivienda con más facilidad.

Es decir, el contrato por habitaciones es más flexible, permite incluso mantener la vivienda a la venta pero también tiene otros inconvenientes. Mientras que con un alquiler completo se percibe completa la cuota de cada mes, en el caso del arrendamiento por habitaciones, si alguno de los inquilinos se marcha de la vivienda será el propietario el que deba iniciar la búsqueda de un nuevo arrendador y asumir que, en ese tiempo, no percibirá los ingresos correspondientes del alquiler de esa habitación. En cualquier caso, el resto de inquilinos seguirán pagando lo mismo.

Cambia el perfil del arrendador por habitaciones

La situación económica ha cambiado y con ella, el perfil del arrendador. Hasta hace apenas unos meses, el alquiler por habitaciones era una práctica casi exclusiva entre estudiantes pero con la crisis ha proliferado tanto la oferta como la demanda.

Según datos de Madrid, al cierre de 2012 el portal inmobiliario fotocasa.es registró un aumento del 51% en la oferta de pisos para compartir frente a los datos de 2011. Y según Aegi, la Asociación Española de Gestión Inmobiliaria, durante la crisis se ha experimentado un incremento de la demanda de hasta el 40% en la región.

 

Comparte esta noticia

2 comentarios sobre «Alquilar la vivienda o sus habitaciones»

  1. Hola.
    Debido a varios factores, la opción de compartir piso ya no solo es para estudiantes, hay muchas personas que por trabajo solo necesitan estancias de varios meses y no necesitan alquilar un piso completo. También existen personas que prefieren alquilar una habitación en un piso compartido para no estar solas y conocer gente. Otros motivos como la movilidad y la temporalidad de los trabajos , hacen que esta opción de vivienda este aumentando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *