logo


EFE. Madrid.18/04/2016

El servicio de estudios del BBVA prevé que el precio de la vivienda crezca entorno al 3% este año a nivel nacional y que las compraventas crezcan un 10% hasta las 440.000 viviendas, todo ello suponiendo que las incertidumbres económicas y políticas no terminen trasladándose definitivamente a la demanda.

En este sentido, BBVA Research sostiene en un informe que el sector, al igual que el resto de la economía, no está exento de riesgos.

Las incertidumbres que existen sobre el crecimiento global y las relacionadas con la política económica en los próximos años podrían estar condicionando las decisiones de inversión de hogares y empresas y terminar afectando tanto a la demanda como a la oferta del sector.

Asimismo, espera que la inversión en vivienda crezca a una tasa del 3,8%, elevando su peso hasta el 4,6% del PIB, y que los precios de la vivienda continúen apoyándose en el aumento de la demanda y en la paulatina reducción de la oferta aunque su evolución será relativamente heterogénea.

Grandes ciudades y costa mediterránea

Mientras que en los mercados más activos (grandes ciudades y costa mediterránea) el avance de los precios será algo más intenso; en los mercados menos activos, el precio todavía no ha tomado la tendencia creciente y permanecerá estable en términos reales.

Para 2016, espera además que las viviendas terminadas comiencen a crecer en algunos mercados, mientras que en otros podrían alcanzar el suelo. Por lo que respecta a los visados, ligados a la iniciación de nuevas viviendas, cree que crecerán a una tasa anual del entorno del 30%.

Esto, unido al mayor dinamismo que se aprecia en el mercado de suelo, garantizará el avance de la actividad constructora y tanto la evolución del empleo como la renta de las familias tendrá un comportamiento positivo y continuarán estimulando la demanda de vivienda.

Iniciación de las obras

La mejora observada en el mercado inmobiliario se ha trasladado además a la iniciación de las obras, lo que llevará a un aumento relevante de la actividad de la edificación residencial, llamada a ser la gran protagonista del sector en 2016.

Junto al hecho de que los precios residenciales han dejado atrás sus valores mínimos y la tendencia indica que en 2016 habrá un mayor número de mercados con revalorizaciones positivas, la financiación hipotecaria también está jugado un papel relevante en esta recuperación y será clave para su desarrollo a lo largo de este año. Para este ejercicio, se espera que la financiación a promotores se consolide suavemente.

Leave a Reply

*

captcha *