La COVID-19 provoca caídas de entre el 5% y el 10% en el precio de los alquileres durante la época estival

Pese a que la crisis del coronavirus ha tenido efectos negativos en la gran mayoría de los sectores, como en el inmobiliario, compañías como Inèdit Barcelona, empresa que gestiona el alquiler de habitaciones bajo el concepto de coliving, siguen incorporando nuevas propiedades a su cartera.

A principios de este mes la compañía empezó las reformas de un nuevo inmueble ubicado en Calle Portaferrissa, en pleno centro de la Ciudad Condal, al lado de las Ramblas y Portal del Angel, sumando así 10 nuevas plazas al total ofertado. Dicho piso, que cuenta con una superficie de 200 m² aproximadamente, techos altos, suelo hidráulico y galería con vitral, dispone de cocina, salón – comedor de 50 m², 4 baños y 7 habitaciones, siendo 2 de ellas suite. Según han asegurado desde la compañía, prevén comercializarlo a partir de septiembre, cuando se espera la llegada de nuevos inquilinos internacionales.

Laia Comas, CEO de Inèdit destaca que “A mediados de agosto prevemos terminar con las obras de este inmueble y, si no hay nada que lo impida, entre septiembre y octubre todas las habitaciones de la vivienda quedarán ocupadas. Pese a que durante el confinamiento experimentamos una bajada del porcentaje de reservas habitual, debido a las limitaciones de movimiento entre otras causas, esperamos volver a las cifras habituales poco a poco”.

Bajada de los precios del alquiler

A pesar de que la cartera de inmuebles sigue aumentando en el caso de algunas compañías del sector, hay que tener en cuenta que la COVID-19 está provocando una caída entre el 5% y el 10% en el precio de los alquileres durante la época estival.

Se trata de la primera caída del precio del alquiler después de cinco años de consecutivas subidas. El primer incremento anual en España se produjo en 2015 y fue del 3,6%. Los siguientes tres años la subida fue del 6,7%, 8,9% y 1,8%. Finalmente, en 2019 se produjo un aumento del 5,1%.

El aumento de la oferta y el cambio de las necesidades de la demanda son dos factores claves que inducirán a una bajada de los precios del alquiler. Tras la experiencia vivida con el coronavirus, las preferencias del demandante han variado. Se ha vuelto más exigente y busca alojamientos con unas características muy concretas. No se conforma con cualquier vivienda” explica Laia Comas, CEO de Inèdit Barcelona, empresa que gestiona el alquiler de habitaciones bajo el concepto de coliving.

Pese a esto, hay que destacar que el modelo de coliving sigue manteniendo los precios igual que antes del inicio de la pandemia ya que, en este modelo de negocio, no es tan importante el precio de la vivienda en sí, sino los servicios extra que se ofrecen, los cuales no varían.

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *