«Necesitamos un cambio en la política fiscal y de vivienda» para fomentar el alquiler y rebajar precios

¿Cómo se perciben en el sector las medidas anunciadas como crear un índice de precios de alquiler? ¿Han caído las operaciones, se mantiene la incertidumbre? Alejandra Mora, directora de Negocio e Inversiones de LOCARE RE nos responde a algunas de estas preguntas:

Pregunta: ¿Cómo se percibe la medida del Gobierno de crear un Índice de precios de Alquiler para las zonas “más tensionadas”?

Alejandra Mora: A priori no estamos en desacuerdo con esta medida, ya que en mercados con desigualdades y polarización de la renta de los hogares, el control podría suponer, al menos de manera teórica, un mecanismo asegurador frente a una dinámica alcista e incierta de los precios de alquiler. Sin embargo, es preocupante la definición concreta de qué vamos a considerar un mercado de “alquiler tensionado” y la posible arbitrariedad con que se haga esta definición, así como los problemas de diseño e implementación de esta política que ya se están dejando ver en ciudades como París. 

P: ¿Este tipo de medidas de control de precios creen que benefician al mercado del alquiler? ¿Lo hacen más accesible?

AM: Es más, hay ciudades como San Francisco en las que ya se han hecho los análisis de los resultados de estas medidas y, en general, aunque a corto plazo sí pueden beneficiar al mercado del alquiler, a medio y largo plazo provocan una segmentación mayor de la población y una caída de la oferta de vivienda. Además, se produce una reducción de la oferta de alquiler para los hogares con niveles más bajos de renta y se observa un incremento de la construcción de viviendas dirigidas a hogares con mayor poder adquisitivo.

Es preocupante la definición concreta de qué vamos a considerar un mercado de “alquiler tensionado”

P: ¿Qué creen que debería favorecerse para que crezca el número de viviendas en alquiler?

AM: Necesitamos un cambio en la política fiscal y de vivienda, en España nunca se han destinado recursos provenientes del presupuesto público a la vivienda en alquiler, muy al contrario, nos hemos centrado en la financiación pública de la vivienda en propiedad, a precios inferiores a los de mercado, a través de los programas de la Vivienda de Protección Oficial (VPO). 

P: ¿Es posible encontrar alquileres accesibles en ciudades con alta demanda de arrendamiento como Madrid o Barcelona?  

AM: Es posible, siempre, eso sí, que consideremos asequible aquellos alquileres que permiten no sobrepasar el 35% de cuota de esfuerzo (es decir, el 35% de los recursos reales disponibles por la familia). En el caso concreto de la Comunidad de Madrid, para encontrar alquileres que cumplan con este requisito, ya tendríamos que irnos a la segunda corona metropolitana.

P: Madrid y Barcelona centran la atención por sus precios, pero ¿Es esa la situación de otras ciudades españolas? 

AM: Existe una clara dispersión y micromercados. Pueden distinguirse claramente localizaciones en las que los alquileres no están altos para la renta media de las familias, pero lo cierto es que en la mayoría de capitales de provincia sí, es decir en las localizaciones en las que claramente la población va a tender a concentrarse.

Es fundamental apostar por la provisión pública de vivienda en alquiler

P: ¿Qué alternativas plantearían para incentivar el alquiler y también favorecer el acceso a la vivienda de los más jóvenes? 

AM: Para contener el alza continuado de los precios es fundamental apostar por la provisión pública de vivienda en alquiler; las administraciones fijarían así tanto los criterios para cantidad y características de la nueva oferta de vivienda en alquiler como los criterios de acceso a la misma.

P: ¿España sigue siendo un país de propietarios o creen que esta visión ha cambiado en los últimos años?

AM: La “mentalidad” propietaria no ha sido para nosotros una mentalidad social sino el resultado de una política pública fiscal y de vivienda. Por lo tanto, el giro en la política fiscal —para que favorezca el alquiler tanto para propietarios como inquilinos— y de vivienda que comentaba anteriormente creará “otra mentalidad” que se sumará a la mayor cultura “de inversión” de los jóvenes que, por supuesto, también hay que fomentar a través de la educación para que dejen de pensar en la vivienda como la única opción para invertir. 

Si hacemos lo mismo que otros países, ¿por qué cabría esperar mejores resultados? 

P: ¿Han percibido parálisis o contención en las inversiones en el sector desde la formación de Gobierno o creen que se mantiene la confianza? 

AM: No especialmente, a día de hoy las inversiones especulativas pueden haber sufrido un parón, pero el capital a largo plazo con rentabilidades contenidas y de valor añadido sigue esperando que llegue la esperada estabilidad en la regulación del alquiler y políticas de vivienda aplicadas con constancia, que, en resumen, es lo único que necesita este tipo de capital.

P: ¿Cómo esperan que evolucione el sector de la vivienda de alquiler a lo largo de este año? Previsiones y tendencias

AM: Confiamos en que este año avancemos hacia el giro comentado en cuanto a políticas fiscales y de alquiler, así como una apuesta en firme desde la Administración por la provisión de vivienda pública en alquiler. Asimismo, ante un escenario de regulación de precios, previsiblemente asistiremos a unos resultados similares a los experimentados por otros países que han seguido este camino ya que, si hacemos lo mismo, ¿por qué cabría esperar mejores resultados? 

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *