Las compraventas de vivienda cayeron un 3,7% en febrero, según los registradores

ep. Las compraventas de vivienda pasaron de las 42.028 operaciones de febrero del año pasado a las 40.482 registradas el mismo mes de este año, lo que supone un descenso del 3,7%, pero significativamente menor al del mes anterior (-15,4%), según la Estadística Registral Inmobiliaria del Colegio de Registradores de España.

Por regiones, las compraventas de vivienda registraron descensos en ocho comunidades autónomas. Así, sufrieron caídas Baleares (-18,2%), Canarias (-14,6%), Valencia (-12,6%), Aragón (-11,7%), Madrid (-5,1%), Cataluña (-4,6%), Andalucía (-2,8%) y Castilla-La Mancha (-0,1%).

Por el contrario, destacaron los incrementos de Asturias (+16%), La Rioja (+13,7%), País Vasco (+12,9%), Murcia (+10,6%) y Navarra (+10,8%).

Por su parte, las compraventas totales, incluidas viviendas y otros inmuebles, finalizaron febrero en 84.318 operaciones, lo que representa un descenso del 2% en comparación con el mismo mes del año anterior (86.012).

Las compraventas totales descendieron también en ocho comunidades autónomas, destacando las caídas de Baleares (-16,4%), Valencia (-13,9%), Aragón (-10,6%) y Madrid (-8,2%). Por detrás, le siguen los descensos registrados en Canarias (-3,5%), Cataluña y La Rioja (-2,2% en ambas) y Cantabria (-1,4%).

En el lado contrario, destacaron los incrementos de compraventas totales registrados en Murcia (+18,7%), Asturias (+17,2%), País Vasco (+15,2%), Navarra (+11%), Galicia (+8,1%), Extremadura (+4,8%), Andalucía (+2,5%), Cantabria (+1,7%) y Castilla y León (+0,7%).

Desde el comienzo de la pandemia, se observan caídas que llegaron a superar el 50% en mayo, comenzando una paulatina recuperación, solo interrumpida en octubre, que se prolongó hasta diciembre con subidas del 8% para las compraventas totales y del 4,1% para las de viviendas.

Sin embargo, según remarcan los registradores, a partir de enero de este año volvieron las caídas, que en el segundo mes del año «se han suavizado».

Respecto a las hipotecas, sobre el conjunto de inmuebles, viviendas y otros, finalizaron febrero con un descenso de casi 9.000 operaciones, tras finalizar febrero con 40.755 hipotecas inscritas (-18,1%).

Por comunidades autónomas, las hipotecas totales cayeron en un total de 11 comunidades autónomas, con los descensos de Aragón (-37,2%), Madrid (-32,2%), Cataluña (-31,4%), Castilla y León (-25,5%) y Baleares (-22,8%) a la cabeza.

También se registraron caídas en Valencia (-15,4%), Castilla-La Mancha (-14,1%), Canarias (-13,1%), Asturias (-9,5%), Andalucía (-6,4%) y Extremadura (-5,1%). Por su parte, se registraron incrementos de las hipotecas totales en La Rioja (-111%), Navarra (+10,8%), Cantabria (+9,9%), Murcia (+3,7%), Galicia (+2,9%) y País Vasco (+0,6%).

Las hipotecas sobre vivienda pasaron de las 34.241 hipotecas inscritas en febrero de 2020 a las 29.868 del segundo mes de 2021, lo que supone un descenso del 12,8%.

De su lado, las hipotecas sobre vivienda crecieron en cinco comunidades autónomas: La Rioja (+69%), Galicia (+12,1%), Navarra (+9,1%), Murcia (+8,6%) y Cantabria (+5,9%).

Por el contrario, descendieron en Aragón (-30,2%), Cataluña (-21,8%), Madrid (-17,1%), Canarias (-16,8%), Castilla y León (-14,9%), Baleares (-14,6%), Valencia (-13,5%), Andalucía (-10,5%), Castilla-La Mancha (-7,9%), Extremadura (-6,6%), País Vasco (-6,2%), Asturias (-4,4%).

Los registradores explican que las hipotecas constituidas, que habían mostrado desde el inicio de la pandemia una mayor resistencia a las caídas, pero que la situación se ha revertido en los últimos meses.

Además, dicen que las tasas anuales negativas en las hipotecas inscritas «han sido habituales» durante casi todos los meses de 2020, mostrando ya en diciembre una significativa caída (-18,5% las totales y -13,7% las de vivienda), que se intensificó en enero de este año, con un descenso del 34,4% de las hipotecas totales y del 30,4% de las de vivienda con relación a enero de 2020.

No obstante, han apuntado que el descenso de febrero ha sido inferior al protagonizado el mes anterior. «Con la excepción puntual de septiembre, la evolución general de las hipotecas se ha mantenido prácticamente siempre en valores negativos desde el comienzo de la pandemia», según los registradores.

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *