Detectan en escraches a antisistemas ya identificados en otras protestas

EP. Madrid. 14/04/2013

La Policía ha detectado en los denominados ‘escraches’ la presencia de elementos antisistema conocidos por las fuerzas de seguridad por su participación habitual en otro tipo de protestas ajenas a las convocadas por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y que, según los análisis de los expertos policiales consultados por Europa Press, tendrían el objetivo de radicalizar estas reivindicaciones.

Las mismas fuentes consultadas precisan que se trata de una minoría que no estaba en el origen de estas concentraciones, sino que se ha incorporado después y advierten de que es precisamente esa condición minoritaria la que ha impedido hasta ahora que puedan imponer sus tesis o incluso llevar a cabo escenas de violencia.

A la hora de establecer un perfil sobre los asistentes a los escraches, los expertos policiales consultados distinguen entre dos tramos de edad claramente diferenciados: uno de jóvenes que apenas soprepasan la veintena de edad y otro de personas que están entre los cuarenta y los cincuenta años.

En cuanto al nivel de asistencia, la Policía cifra en una media de unas 80 personas aproximadamente con especial seguimiento en las protestas llevadas a cabo en Madrid, Cataluña, Valencia, Murcia, Córdoba y Logroño. Siempre según estas fuentes se ha experimentado un aumento en el número de convocatorias, aunque cada vez con menos gente.

Se han realizado decenas de ‘escraches’ en toda España entre los meses de marzo y los primeros días de abril y la práctica totalidad de ellos han tenido como objetivo a dirigentes del Partido Popular.

Uno de los últimos objetivos fue el presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada. Unas 150 personas intentaron acercarse a su vivienda particular, pero la Policía impidió a los activistas antidesahucio llegar a la residencia familiar.

En la zona, un dispositivo integrado por agentes de unos ocho furgones de la Policía Nacional, apoyados por efectivos de la Policía Municipal, vigilaba la concentración.

Tras una primera instrucción del Secretario de Estado en la que se recordaba la obligación de identificar y en su caso detener a quienes participen en estas acciones, desde el Departamento que dirige Francisco Martínez se remitió otra circular a las Delegaciones de Gobierno en las que se les indica que las fuerzas de seguridad deben mantener una «distancia prudencial» entre los activistas y las domicilios.

Durante el intento de escrache, la Policía procedió a identificar a los presentes. Estas identificaciones se suman a la treintena que se habían llevado hasta la fecha los escraches realizados en Madrid, entre ellos al ex secretario de Alianza Popular Jorge Verstrynge.

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *