El mercado de oficinas será el principal foco en inversión inmobiliaria en 2022

Savills Aguirre Newman ha presentado la última edición de Impacts, su programa de análisis y reflexión sobre el mercado inmobiliario global, en el que profundiza en las principales tendencias de inversión, alquiler y ESG (factores medio ambientales, sociales y de gobernanza, por sus siglas en ingles) para el año 2022 en las principales ciudades del mundo.

Según los analistas de los distintos mercados de la consultora internacional, las oficinas serán el principal foco de los inversores a nivel mundial, las empresas tecnológicas serán las más activas en el mercado de alquiler, la rentabilidad de los inmuebles prime se mantendrá en gran medida estática y en cuanto a inversión sostenible, las ciudades asiáticas se están quedando atrás respecto a otras regiones.

Conclusiones Impacts

Entre las conclusiones principales de Impacts, la consultora destaca que las rentabilidades se mantendrán sin variaciones durante los próximos 12 meses, hasta el segundo trimestre de 2022 a excepción de los sectores sector logístico y residencial, donde se anticipan ajustes como consecuencia del creciente interés inversor. En cuanto al segmento oficinas, el 97% de los analistas expertos en distintos mercados internacionales coincide en que demostrarán su resiliencia con yields sin variaciones en la mayoría de los mercados, e incluso a la baja en algún mercado concreto.

Según el informe, el alquiler de oficinas a nivel global volverá a niveles pre-Covid en 2022, aunque con diferencias por regiones y especialmente en los mercados emergentes asiáticos, donde además se prevén niveles de contratación al alza. Según las previsiones de Savills, serán las empresas tecnológicas las que liderarán la absorción de superficie de oficinas a nivel global y serán más activas que en 2019.

Inversión en oficinas

El informe de Savills avanza que en el mercado global de inversión inmobiliaria, las oficinas serán el activo dominante en 2022 y prevé un mercado con mayor capital internacional en todos los segmentos, en el que se espera una participación del 47% cross-border, con gran peso por parte de países vecinos, frente al 53% de origen doméstico. Según la consultora, la previsión es que las oficinas acaparen el 60% del volumen total de inversión en ciudades asiáticas como Shenzhen, Pekín, y Seúl.

En ciudades europeas como Londres o Zúrich se estima que las oficinas alcancen el 50% del volumen total, mientras en Madrid la previsión es que se sitúe en el 35%. Hipólito Sánchez, director ejecutivo de la división de oficinas en Savills Aguirre Newman, remarca que “con la inmunidad de rebaño consolidada en muchos países a partir del mes de septiembre, la actividad de las compañías comenzará a remontar de manera exponencial. En ese preciso momento se dinamizarán las tomas de decisiones relativas al espacio de oficinas y los inversores retomarán la confianza en las oficinas como asset class, aumentando los volúmenes de inversión a niveles similares a pre-pandemia para 2022 en España”.

Sostenibilidad

Los sectores residencial y logístico serán las siguientes opciones más buscadas por los inversores, donde la consultora internacional destaca el especial foco en residencial en Norteamérica, el mayor mercado del mundo para este tipo de producto.

Además, los analistas señalan la sostenibilidad como un aspecto importante en las estrategias de los inversores en el 75% de los mercados. Sin embargo, en varias ciudades importantes de Asia-Pacífico aún no es considerado un factor fundamental por los compradores en localizaciones como Hong Kong, Tokio, Yakarta y Seúl. Según Savills, en cualquier caso es probable que esta situación cambie pronto dada la importancia global de la agenda ESG.

Simon Hope, responsable global de Capital Markets en Savills, apunta que «basándonos en las estimaciones del G7, 2022 debería traer a los mercados inmobiliarios globales una vuelta al business as usual. Según nuestros analistas, parece que la normalidad debería volver también al sector de las oficinas, tanto en términos de contratación -donde se prevé que los inquilinos tecnológicos estén especialmente activos- como en la actividad inversora, con rentabilidades que podrían ajustarse en algunas localizaciones. En los sectores residencial y logístico, favorecidos por el confinamiento, la previsión es que los inversores sigan obteniendo beneficio. Con la evolución de las vacunas y la esperanza de que se reanuden los viajes de negocios, es probable que se produzca una mayor demanda internacional, lo que, combinado con la demanda nacional, provocará el fortalecimiento de los precios y valores de repercusión. Suponiendo que el mercado de bonos siga siendo resistente, anticipamos una mejora de la demanda y de los precios en sectores sostenibles.

Con los altos niveles de gasto público dedicado a proyectos de inversión anunciados desde Estados Unidos hasta Europa, es previsible una década fuerte en inversión”.

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *