El negocio de las principales inmobiliarias se reduce a la mitad en tres años, según DBK

EP. Madrid. 03/10/2013

   El volumen de negocio agregado de las 30 primeras sociedades inmobiliarias descendió hasta los 6.030 millones de euros en 2012, un 2,1% menos que en 2011 y un 50% inferior al registrado en 2009, y todo ello a pesar de la venta de activos a las entidades financieras acreedoras.

   Según un estudio de DBK, filial de Informa D&B, el mercado inmobiliario español sigue sumido «en una intensa crisis». Así, la caída de los ingresos de las sociedades inmobiliarias está manteniéndose este año, en un contexto de disminución de las ventas y los precios en el mercado de la vivienda y de retroceso de la actividad en el segmento no residencial.

La edificación residencial mantuvo en 2012 la tendencia descendente observada en los últimos años, al caer un 12,1% y situarse el valor de los trabajos de construcción en 30.210 millones de euros. Para el cierre de 2013, DBK estima que esta variable se reducirá un 9% adicional.

Por su parte, el número de viviendas terminadas disminuyó un 25,6%, situándose en 133.415 unidades, cifra que es un 80% inferior a la registrada en 2007, apuntándose una nueva caída, de más del 50%, para el presente ejercicio, de acuerdo con este informe.

También siguió deteriorándose la actividad en el segmento de edificación no residencial, en el que el valor de la producción disminuyó un 9,7% en 2012 y la superficie visada en este tipo de obras cayó un 31,3%.

DBK señala en su informe que, a corto plazo, seguirán produciéndose nuevas operaciones de compra de activos y empresas inmobiliarias por parte de fondos de inversión, tanto nacionales como foráneos, viéndose involucradas especialmente las filiales inmobiliarias de entidades financieras.

En enero de este año, existían 174.463 sociedades inmobiliarias, alrededor de 750 empresas menos que en el ejercicio precedente. Al margen de las sociedades efectivamente disueltas, muchas compañías se encuentran inactivas, en situación de concurso de acreedores o en liquidación.

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *