ELOY BOHÚA: “El año próximo debería ser mejor que 2014 en cuanto a ventas, actividad inversora e inicio de nuevas promociones”

Madrid. 03/06/2014

Entrevistamos a ELOY BOHÚA, Dtor. Gral. Planner Exhibitions. Organizadora de SIMA

VIVIENDA DEPRISA: Los últimos datos publicados en mayo hablan de un aumento en el número de hipotecas, ¿se ha reflejado este interés en el último SIMA 2014?

ELOY BOHÚA: En esta edición hemos notado que los visitantes venían con la decisión de compra más firme que en años anteriores. Ha sido un público bastante maduro en cuanto a lo que buscaba y los requisitos que exigían. En esta edición de SIMA se ha notado un incremento sustancial de las visitas de parejas con niños pequeños o de familias que buscan su residencia habitual. Se trata, en muchos casos, de un perfil de visitante que ya tenía ahorros hace algún tiempo, pero que percibe en estos momentos que los precios están empezando a tocar fondo, y que la concesión de créditos hipotecarios empieza también a facilitarse a los interesados. También ha sido notable la presencia de personas de mediana edad que buscaban vivienda en la costa como inversión. Tanto en un perfil como en otro, se ha percibido una clara orientación hacia la compra.

VD: ¿Y los precios continúan su ajuste?

 ELOY BOHÚA: La opinión más generalizada apunta a que los datos de los últimos meses pueden indicar que el ajuste de precios está cerca de finalizar. Aunque hay que tener en cuenta que la evolución de los precios va por zonas, lo que sí está claro es que 2014 representa un punto de inflexión en el sector. Buena muestra de ello es el perfil con orientación a compra que te comentaba antes.

VD: ¿Qué atractivos han encontrado los visitantes de la feria?

 ELOY BOHÚA: Acudir a SIMA es siempre una de las mejores oportunidades para examinar la oferta de vivienda y hacer una reserva o compra. Por un lado, el Salón ha ofrecido este año más de 400 promociones de una amplia tiplogía de vivienda -primera y segunda residencia, libre o protegida, alquiler y alquiler con opción a compra e incluso activos no residenciales, tales como oficinas o locales comerciales-, y por otra parte, el visitante de la feria tiene la oportunidad de conseguir ofertas exclusivas, descuentos y facilidades para la financiación que difícilmente puede lograr en otro momento.

VD: Los stands vinculados al sistema financiero siguen siendo los que atraen a mayor público por sus facilidades de financiación. ¿Sigue siendo un hándicap del sector a tener en cuenta?

 ELOY BOHÚA: Es cierto que las entidades asociadas a la banca son muy atractivas por las razones que comentas, y que todavía tienen un importante stock de vivienda en unas condiciones muy ventajosas. Pero no creo que sea especialmente un hándicap. Este año, sin ir más lejos, los bancos no han tenido una presencia tan destacada como otras ediciones, y hemos contado con numerosas empresas inmobiliarias que han tenido muchas visitas en la feria, ya que sus promociones también se han ajustado a las exigencias actuales del mercado.

VD: El alquiler también está ganando terreno en el salón inmobiliario, ¿es una demanda creciente?

ELOY BOHÚA: Sin duda. Lo que hace algunos años era una demanda residual en nuestro país, se ha convertido en una interesante alternativa a la compra de vivienda. Desde hace dos ediciones, algunos expositores de SIMA cuentan con ofertas de alquiler y de alquiler con opción a compra. España ha sido un país tradicionalmente comprador, pero la situación económica y la dificultad de para encontrar crédito han hecho que esta sea una opción por la que se decantan cada vez más personas.

VD: Además de la propia feria, se han organizado unas jornadas para profesionales a las que han acudido los principales protagonistas del sector inmobiliario…

 ELOY BOHÚA: Efectivamente. Desde sus inicios, SIMA va más mucho allá de la oferta comercial, y pretende convertirse en punto de encuentro, debate y cita obligada para los profesionales del sector inmobiliario. En esta edición nos sentimos muy satisfechos del resultado del programa profesional de conferencias: la Conferencia Inmobiliaria, el foro Fondos Internacionales en el Mecado Inmobiliario español e inmonext han contado con más de 100 ponentes y una audiencia superior a los 1.000 profesionales, con un nivel de ponencias y debate muy destacable.

VD: Balance y valoración de SIMA 2014

 ELOY BOHÚA: La clara orientación a la compra por parte de la mayoría de los visitantes ha sido una de las características predominantes de esta edición de la feria. Los expositores han coincidido en señalar que se ha notado la presencia de menos personas que vienen a curiosear y, por el contrario, un aumento de visitantes que tienen casi tomada su decisión, con las ideas claras sobre sus preferencias en cuanto a la tipología, ubicación y precio de la vivienda que buscan. Sin pecar de un optimismo excesivo, sí podemos decir que hay señales de que la confianza aumenta moderadamente y este es un factor decisivo en este sector.

Por otro lado, el Salón ha significado también un importante punto de encuentro para los profesionales del sector. Sólo en el programa de conferencias de SIMA han participado cerca de 100 ponentes y más de 1.000 asistentes a lo largo de cuatro días.

El sentir general entre los profesionales participantes en el programa de conferencias es que el sector se encuentra en una senda de estabilización. La incipiente mejora de los indicadores macroeconómicos, la mayor predisposición a facilitar el crédito por parte de las entidades financieras, el escenario de bajos tipos de interés y el interés inversor, entre otros factores, hacen ver con más optimismo la evolución del mercado en los próximos meses.

VD: En base a los resultados del SIMA 2014, ¿podemos certificar el cambio de ciclo?

ELOY BOHÚA: Quizá sea un poco apresurado hablar ya de un cambio de ciclo, aunque cada vez hay más indicadores que apuntan en esa dirección tanto a nivel general como en el propio sector inmobiliario (evolución de precios, número de transacciones, crédito). En todo caso, si la tendencia continúa en la misma línea en los próximos meses, sí podremos decir que, aunque persistan las dificultades, que estamos en una senda de recuperación.

VD: ¿Qué debemos esperar en este sentido en la próxima edición de SIMA?

ELOY BOHÚA: Desde el otoño pasado, SIMA percibe un clima menos pesimista en el sector y más confianza entre los compradores e inversores, y los pronósticos apuntan a que el año próximo debería ser mejor que 2014 en cuanto a ventas, actividad inversora e inicio de nuevas promociones. Si esto es así, SIMA será un reflejo de la situación.

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *