La caída del crédito permite a las familias ahorrar como antes de la crisis

EFE. Madrid. 21/10/2013

La caída del crédito y la menor tasa de endeudamiento de los hogares ha situado la riqueza financiera neta de las familias, que es la diferencia entre los ahorros y los préstamos que tienen concedidos-, en su nivel más alto desde el inicio de la crisis, en el año 2007.

Según los datos del Banco de España publicados hoy, en el segundo trimestre del año la riqueza financiera neta de los hogares españoles superó los 900.000 millones de euros (922.640), el 19,1 % más que hace un año.

El «repunte» obedece tanto al proceso de desapalancamiento obligado de los españoles, que han reducido en gran medida su deuda, como a la caída del crédito, que sigue sin fluir.

Desde el punto de vista de la reducción de las deudas, es significativa la caída en los préstamos para adquisición de vivienda -el 77 % del total- que, según los últimos datos del Banco de España, correspondientes al mes de agosto, se situaron al nivel más bajo desde junio de 2007.

Según los datos publicados hoy por el Banco de España, el aumento de la riqueza neta de las familias ha sido de apenas un 1,20 % entre el primer y el segundo trimestre, pero estos 10.979 millones de euros sitúan el ahorro familiar de nuevo por encima de los 900.000 millones de euros, lo que no ocurría desde hace seis años.

Los activos financieros de los hogares españoles -dinero en efectivo, acciones, depósitos y valores en renta- alcanzaron en junio 1,802 billones de euros, el 5,7 % más que los 1,704 billones del segundo trimestre de 2012 y también su tasa más alta desde 2007.

El ahorro familiar suma así suma ya cuatro trimestres consecutivos al alza, tras romper la racha negativa que había seguido durante los dos primeros trimestres de 2012.

En depósitos y efectivo, los hogares españoles tenían en marzo 877.952 millones de euros, 27.933 millones de euros más que en junio de 2012 -el 3,2 % más- y 13.897 millones más que en marzo de este año.

En cuanto a la inversión en acciones y otras participaciones, se incrementó un 21 % en tasa interanual hasta 555.111 millones de euros, pero permaneció sin apenas cambios respecto al primer trimestre, cuando alcanzó 551.010 millones.

Los analistas consultados por EFE indican que aunque se puede decir que lo peor ha pasado ya y el país avanza por la senda de la recuperación, teniendo en cuenta las distintas partidas la pérdida de riqueza es de aproximadamente, un 10 % respecto al baremo de 2007.

Por lo que respecta a los pasivos financieros de las familias -los préstamos a corto y a largo plazo y otras cuentas pendientes de pago, como créditos comerciales y anticipos- se redujeron ligeramente a 879.803 millones entre marzo y junio frente a los 911.661 millones que había en marzo.

Lo más llamativo de la partida de los pasivos es el aumento de los préstamos a corto plazo, que han crecido un 1,38 % en tasa interanual y un 18,4 % desde el primer trimestre, hasta 36.531 millones de euros, lo que refleja un mayor consumo con pago aplazado, ya que estos créditos se suelen emplear para adquirir bienes como televisiones o automóviles.

Los créditos a largo plazo, por el contrario, han caído, aunque en este caso acumulan ya varios trimestres de caídas, ya que la crisis económica se traduce en un retraimiento de la clientela a la hora de pedir financiación y hace que las entidades financieras endurezcan sus condiciones.

En concreto, al finalizar el mes de junio las familias residentes en España acumulaban 780.563 millones en préstamos a largo plazo, casi 10.991 menos que en el trimestre anterior y 41.705 millones menos que un año antes.

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *