La compra de viviendas unifamiliares marcó máximo histórico a finales de 2020, según los registradores

ep. La compra de viviendas unifamiliares en el cuarto trimestre de 2020 registró un incremento de 2,1 puntos porcentuales respecto al trimestre precedente, lo que provocó un nuevo máximo en la serie histórica (desde 2005), que fue acompañado de un mínimo histórico en la compra de pisos, según la estadística registral inmobiliaria del Colegio de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y Bienes Muebles de España.

Respecto al mismo trimestre del año anterior, las compraventas de vivienda durante el cuarto trimestre del año fueron de vivienda colectiva (pisos) en un 77,5% y un 22,5% de vivienda unifamiliar.

Los registradores han señalado que los resultados muestran «una intensificación» de la preferencia por la modalidad de vivienda unifamiliar, normalmente con mayor superficie media y espacios abiertos (terrazas y jardines), como consecuencia de la pandemia y los confinamientos.

En el análisis de la superficie media de la vivienda, se observa cómo esta se incrementó un 0,9% respecto al tercer trimestre, registrando un máximo de la serie histórica con 102,1 metros cuadrados para el conjunto de la vivienda.

En el caso de la vivienda nueva libre, la superficie media transferida se elevó hasta los 110,9 metros cuadrados, superando también el máximo histórico que alcanzó en el segundo trimestre. Por su parte, la vivienda usada tuvo una superficie de 100,7 metros cuadrados y también fue el mayor registro de la serie histórica.

Los registradores han señalado que continúa produciéndose una generalización del crecimiento de la superficie media transferida, «ratificando el cambio de preferencias en el actual contexto de crisis sanitaria, demandando preferentemente viviendas con mayor superficie».

Además, han apuntado que el crecimiento trimestral general de la superficie media de la vivienda, el 0,9% en tres meses, se aprecia que es «proporcionalmente mucho mayor» que el acumulado de los últimos doce meses, que ha sido del 2,2%, intensificando claramente la tendencia hacia una mayor superficie.

Respecto a los pisos, la compraventa de viviendas se centró en los de mayor tamaño. De hecho, en el cuarto trimestre de 2020, el 52,4% de las compras de pisos fueron de superficie mayor a 80 metros cuadrados. Los pisos de entre 60 y 80 metros cuadrados representaron el 28% de las compraventas y los de entre 40 y 60, el 16,4%. Por su parte, los de menor tamaño (menos de 40 metros cuadrados) supusieron el 4,2% de las ventas.

La estadística también apunta que de las ocho capitales de provincia con mayor número de habitantes, en seis de ellas el peso relativo de compraventas de vivienda respecto a su provincia se redujo con respecto al trimestre precedente.

Para los registradores, estos datos apuntan de nuevo a la tendencia detectada de búsqueda de vivienda en núcleos poblacionales con menor densidad, «debiendo confirmarse en posteriores trimestres dado que son modificaciones en la forma de vida, con consecuencias familiares y personales relevantes, que requieren un cierto plazo de tiempo para materializarse».

Las compraventas caen respecto a 2019

Entre octubre y diciembre, se inscribieron en los registros de la propiedad un total de 113.799 compraventas de vivienda, con un incremento del 11,4% sobre el trimestre anterior. En vivienda nueva, se han registrado 22.842 compraventas, creciendo el 0,9% sobre el tercer trimestre; mientras que la vivienda usada, con 90.957 operaciones, creció el 14,3% trimestral.

Con respecto al último trimestre de 2019, el descenso interanual ha sido del 16,7%. En los últimos doce meses, se han inscrito un total de 419.898 compraventas de vivienda, retrocediendo a niveles anuales de la primera mitad de 2017.

El número de hipotecas constituidas mediante su inscripción registral descendió anualmente en mayor medida que las compraventas, 10,1% las hipotecas totales, y algo menos, 5,8%, en las hipotecas sobre vivienda.

Por último, la estadística muestra que la compra de vivienda por extranjeros se situó en el 10,7% de las compras de vivienda, por debajo del 11,4% que supuso en el tercer trimestre. No obstante, en términos absolutos se ha registrado un incremento del volumen de compras de extranjeros, al alcanzar más de 11.800 operaciones, frente a las cerca de 11.400 inscritas en el tercer trimestre. Las nacionalidades que encabezan las compras han sido británicos (14,5%), franceses (8,3%), alemanes (8,1%), marroquíes (7,4%) y belgas (6,1%).

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *