La compraventa de viviendas unifamiliares crecen un 10,6% y las de pisos caen casi un 16,4%, según TecniTasa

ep. La compraventa de viviendas unifamiliares ha crecido un 10,6% durante el tercer trimestre del año, mientras que las de pisos han caído casi un 16,4%, como consecuencia de los cambios laborales originados por la pandemia, según se desprende de un estudio realizado por TecniTasa.

La tasadora ha puesto de relieve que se están buscando viviendas que puedan estar en lugares cercanos o con una buena conexión a las grandes ciudades debido al impulso del teletrabajo como consecuencia de la pandemia.

«Casas en donde el teletrabajo se pueda realizar en mejores condiciones y de manera más cómoda, con amplías estancias y ventanales para tener buena ventilación y, si es posible, mejores vistas por las posibles futuras pandemias que se pudieran producir», ha apuntado.

Es por ello por lo que, según la tasadora, las adquisiciones de viviendas que se han realizado durante la pandemia han incrementado su superficie muy ligeramente en los pisos en altura, pasando de los 103,9 metros cuadrados a los 105,3 metros cuadrados. En el caso de los chalets, la superficie ha disminuido un 5%, pasando de los 220 metros a 209 metros cuadrados.

El director técnico de TecniTasa, Fernando Gª Marcos, ha apuntado que este descenso en la superficie de los chalets es «lógico» porque «hay un volumen alto de nueva demanda que busca adquirir una mayor superficie comparada con su vivienda anterior, pero que es inferior a la superficie promedio de los unifamiliares que se demandaban antes de la pandemia».

Otro hecho relevante que se desprende del estudio es la variación en los valores promedio del metro cuadrado, que coincide con la demanda de uno u otro bien.

Así, mientras que en los pisos en altura se detecta un ligero descenso del precio unitario por metro cuadrado del 2,58%, pasando de 1.716 euros a 1.672 euros; en el caso de aislados, pareados y adosados o bajos con jardín, los precios se incrementan en un 14,4%, de 1.346 euros a 1.540 euros por metro cuadrado.

El presidente de TecniTasa, José María Basañez, ha explicado que esta circunstancia se produce «por la situación actual del mercado de ligero descenso en la demanda de pisos en altura y el incremento significativo de demanda de unifamiliares».

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *