La contratación de oficinas de Madrid y Barcelona avanza posiciones, según Savills Aguirre Newman

La contratación de oficinas en Madrid y Barcelona muestra signos de reactivación en el primer trimestre del año, motivados por la mejor expectativa de las empresas y los nuevos proyectos, que pronostican una paulatina recuperación de la actividad para la segunda mitad del año. Esta es una de las principales conclusiones extraídas del Office Pulse organizado por Savills Aguirre Newman sobre el mercado de oficinas, en el que los expertos de la compañía han compartido datos del comportamiento de los primeros tres meses del año, tendencias del mercado y previsiones del futuro.

El encuentro ha sido moderado por Hipólito Sánchez, Director Ejecutivo de la división de Oficinas de Savills Aguirre Newman, y ha contado con la participación de Ángel Estebaranz, National Director Offices en Savills Aguirre Newman Madrid, y Natalia Montal, Associate Director de Office leasing en Savills Aguirre Newman Barcelona.

Durante los tres primeros meses de 2021, la contratación de oficinas en Madrid ha estado liderada principalmente por la demanda de mediano tamaño, con más de 20 operaciones entre 1.000 y 4.000 metros cuadrados, “un signo muy positivo pues las demandas medianas son históricamente el grueso de la actividad del mercado”, aunque la incertidumbre causada por la pandemia ha protagonizado de nuevo un escenario de prudencia especialmente en las demandas de gran superficie. La contratación ha recuperado posiciones en términos relativos respecto a los descensos registrados en 2020, con 84.003 m2. La cifra supone todavía un 23% menos que la superficie contratada en el primer trimestre 2020, pero se aleja del porcentaje de descenso global del 43% registrado a cierre del 2020. La zona prime registró un 3% de la absorción, mientras que se ha notado una suave tendencia a una mayor descentralización de la demanda con mayor absorción en el área urbana (30%), la periferia cercana (31%) y la periferia lejana (27%).

En Barcelona, el mercado se ha comportado considerablemente mejor que en el primer trimestre de 2020. Se ha producido un importante crecimiento en la contratación de oficinas del 67% con un total de 75.342 m2 contratados. Del mismo modo que en Madrid, se detecta cierta descentralización al incrementarse el peso de la contratación en periferia hasta un 29,33%, el mayor valor desde 2008 frente a una media del 25% y 22% de la absorción en 2020 y 2019 respectivamente. Las operaciones mayores de 3.000 m2 en la Ciudad Condal han alcanzado casi el número total 2020, cuando solo se produjeron ocho de este tipo y en tres meses se han registrado seis contratos que se iniciaron pre-pandemia. “La finalización de estos procesos nos indica que la incertidumbre empieza a diluirse. Creemos que las compañías van a ir teniendo más claras sus necesidades y van a poder ir avanzando en la toma de decisiones durante el resto del año”, explicó Natalia Montal.  En cuanto a nuevos proyectos, los cerca de 250.000 m² a entregar en 2021 alcanzan un nivel del 27% pre-alquilado que pierde peso debido al incremento de la oferta disponible. 

En ambos mercados, las rentas de salida se mantienen, en general, en niveles estables aunque se han visto ajustes tanto en las rentas teóricas, como en las rentas reales y un aumento en las concesiones a los arrendatarios. En general el mercado presenta una tendencia continuista con la previsión de una recuperación de la demanda en la segunda mitad del año. Asimismo, la disponibilidad ha aumentado ligeramente en ambas ciudades en línea con la media del 1,5% de incremento en los mercados europeos. La tasa de disponibilidad actualmente se sitúa en el 9,54% en Madrid y el 6,63% en Barcelona. Este incremento ha sido motivado principalmente por la entrada de nuevos proyectos y la previsión es que siga subiendo de forma moderada por obra nueva, rehabilitaciones y desocupación de segunda mano.

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *