La crisis recrudece la situación financiera de los hogares españoles

Tras finalizar el primer trimestre del año 2021, la situación financiera de la gran mayoría de la población sigue afectada por la pandemia mundial y las consecuencias económicas que se han derivado de la misma. Grupo KRUK, la compañía de gestión de cobro que ofrece todas las herramientas a sus clientes para que puedan salir de la situación de deuda, ha realizado una investigación para analizar la situación financiera de los hogares y sus planes de futuro, así como su evolución con respecto al año pasado.

Según los datos recogidos por la compañía, el 16,9 % de la población reconoce que necesita incurrir en un gasto extraordinario, como la compra de una vivienda, un vehículo, o hacer una reforma este año 2021, pero asegura que no lo podrá hacer por falta de recursos económicos. Entre los que afirman que sí realizarán este gasto extraordinario, un 18% lo hará con recursos propios y un 11,9% recurrirá a financiación externa para sufragarlos. Aunque, en general, predomina la incertidumbre: el 24,2% de las personas encuestadas no saben si invertirán en este tipo de gastos extraordinarios o no, pues es algo que decidirán según evolucione la situación actual.

Por regiones, las poblaciones del norte de España gozan de una postura más optimista con respecto a su situación financiera: solo el 8,9% considera que no tiene recursos económicos para cubrir esos gastos extraordinarios, un porcentaje que es mucho más elevado entre las regiones del este (18,2%), del sur (18,4%) y del centro (17%). Asimismo, en las regiones del norte (16,7%) y del centro (17%) de la península se muestran abiertos a incurrir a estos gastos extraordinarios con financiación externa, mientras que las regiones del este son las que se sienten menos atraídas por este tipo de financiación (8,8%).

El 14,7% de los encuestados y encuestadas afirma que ha pedido un préstamo a un banco o institución financiera

La COVID-19 sigue afectando a la población a diferentes niveles: a casi la mitad de la población (44,7%) le está afectando psicológicamente. Además, al 43,1% le afecta económicamente y reconoce que tiene menos ingresos que antes. En esta situación, la capacidad financiera y de pago de muchos hogares se ve mermada, tal y como reflejan los datos de la investigación, donde un 24,2% afirma que ha encontrado dificultades para pagar los gastos habituales del día a día, y el 27,5% explica que se ha visto con dificultades cuando han surgido gastos extraordinarios o no previstos. La situación ha mejorado en comparación con los datos obtenidos en la investigación que realizó Grupo KRUK el pasado mes de septiembre, donde el porcentaje de población que reconocía que se había visto en dificultades para pagar los gastos habituales del día a día ascendía cuatro puntos (28,3%).

La inestabilidad financiera conduce a que muchas personas decidan recurrir a préstamos y créditos para hacer frente a sus costes. El 14,7% de los encuestados y encuestadas afirma que ha pedido un préstamo a un banco o institución financiera en los últimos 6 meses, una cifra que ha aumentado con respecto a septiembre del año pasado, donde solo un 11,3% reconoció que había solicitado un préstamo a entidades financieras. Además, un 12,9% ha pedido un préstamo a su familia para hacer frente a sus pagos, y un 6,5% lo ha pedido a sus amigos/as.

Pago del alquiler e hipotecas

Grupo KRUK ha preguntado a la población española sobre su situación con respecto al pago de alquiler e hipoteca esto meses. El porcentaje más alto de encuestados/as (53,5%) confirma que no ha tenido dificultades. Sin embargo, una buena parte de la población sí reconoce que tiene dificultades. Para el 14,2% el pago del alquiler o hipoteca supone un gran esfuerzo para su economía mensual, para el 15,5% solo algunas veces, cuando surgen gastos extraordinarios, y el 16,8% afirma que, aunque no suele tener problemas para hacer el pago, estos meses con la COVID-19 ha resultado más complicado hacer frente a este pago.

El pago del alquiler es uno de los gastos fijos más elevados que suelen tener las familias. Este tipo de costes fijos y esenciales pueden convertirse en auténticas cargas financieras, sobre todo cuando un miembro de la familia se encuentra en ERTE”, explica Alina Giurgea, directora general de KRUK España. “Desde KRUK creemos que a menudo, la razón por la que nos endeudamos es porque no tenemos en cuenta la educación financiera, lo que nos hace incurrir en préstamos y créditos que son imposibles de devolver. Por eso insistimos en que es importante revisar de forma realista nuestros gastos e ingresos antes de solicitar un préstamo con altos intereses”, concluye Alina Giurgea.

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *