La industria de la construcción se vuelca en la exportación

Madrid. 25/09/2013

La industria de los materiales de construcción engloba al grupo empresarial más variado del sector. Vidrio; azulejos y baldosas; ladrillos y tejas; cemento; hormigón; plásticos; madera; estructuras metálicas; sanitarios; piedra…  Y, por extensión, también en uno de los más afectados por la caída de la actividad constructiva y de obra pública.

Las exportaciones de los fabricantes de materiales de construcción continúan creciendo como compensación a la reducida demanda nacional. Como ejemplo, el consumo nacional de cementos ha descendido un 23,2% en junio respecto al mismo mes de 2012. En el acumulado de 2013 la caída es del 24,2% respecto al año anterior.

Según el Informe de Coyuntura de CEPCO publicado en septiembre, se ha exportado en los seis primeros meses del año materiales por valor de 9.690 millones de euros. Un 7,1% más que en 2012 y un 10,7% más que en 2011. Pero no toda la industria dedicada a la construcción en España puede, sabe o encuentra mercado en el exterior.

Luis Rodulfo, Director Gerenal de CEPO, solicita además una mayor implicación del Gobierno central. “La expectativa es que se consolide el factor de exportación, en el que crecemos casi a un 10% anual, pero también que el Gobierno acierte con medidas de apoyo a la rehabilitación y reforma de vivienda, no sólo en dinero sino en campañas públicas de explicación y de refuerzo de todo lo que se puede hacer en rehabilitación. Tomarse en serio las Inspecciones Técnicas de Edificios y los Informes de Evaluación, es una pieza fundamental no sólo para generar actividad, sino para que ésta sea sostenible en el tiempo y de mayor calidad que hasta ahora”.

La tasa de paro en este sector supera el 29%. Desde 2008 y hasta el segundo trimestre del año se han perdido más de 350.600 puestos de trabajo. Es más, desde comienzos de año, el acumulado de empleo perdido supera el de población activa, que ronda las 309.600 personas en senda decreciente. Una situación que no tiene visos de frenarse en el corto plazo.

Para Rodulfo, “los datos que apuntan mejoría en la macroeconomía de España no han llegado todavía a la microeconomía, lo que se traduce en que estamos viviendo una nueva oleada de entrada en concurso de empresas que no consiguen financiación ni tienen pedidos suficientes. El empleo sigue a la baja, aunque habiendo destruido más del 51% de nuestro tejido industrial en términos de empleo, es difícil seguir ajustando por esta vía sin llegar a la desaparición de los sectores”.

En la actualidad, con la construcción de vivienda muy lejos de los ritmos de actividad del boom, las empresas dedicadas a esta labor que aún sobreviven, se enfrentan a unos bajísimos niveles de negocio con elevados costes por impuestos y consumos.

Y la actividad continúa estancada. Como muestran las cifras de compraventas, en los siete primeros meses del año, las operaciones de venta de vivienda nueva han rondado las 93.000 unidades. Cifras similares a las registradas en el mismo periodo de 2012.

Sin embargo, CEPCO se muestra optimista de cara a 2014 si la administración apuesta por la inversión pública. “Las Administraciones Públicas también deben ajustar su gasto corriente para invertirlo en obas públicas muy necesarias, tanto de mantenimiento de las infraestructuras vitales en un país como España como en hospitales, colegios, ciudades de justicia, etc.”, asegura Rodulfo, “si todo esto es así, entre el 2º y el 3er trimestres de 2014 se puede empezar a notar mejoras en los pedidos a nivel nacional y consolidación de los sectores industriales.”

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *