La rentabilidad de una vivienda media en la playa es del 2,5 por ciento

Madrid. 16/06/2014

La costa es uno de los enclaves donde más impacto ha tenido la crisis. No obstante, sigue la tendencia general del precio de la vivienda: continúa ajustándose, pero en menor medida. La evolución de las rentas de alquiler va por el mismo camino, pero la rentabilidad resulta interesante en ciertas zonas. Según el portal inmobiliario www.pisos.com, una vivienda tipo en venta en la costa tendría 80 m² y costaría 162.859 euros.

La superficie se mantiene igual que en 2013, pero el precio medio ha caído un -6,10%. El año pasado se situaba en 173.438 euros. Respecto al alquiler, la renta media baja de los 520 a los 509 euros. El descenso es del -2,13%. Tendrían que pasar 32 años para amortizar la compra, suponiendo que se disfrutara de él dos semanas al año y se alquilara a un tercero ocho más. En 2013, se tardaba un año más. La rentabilidad por alquilarlo es de un 2,5%.

“El ajuste de las rentas en la costa está bajando el ritmo”, admite Miguel Ángel Alemany, director general de pisos.com. “Las costas donde no se ha construido por encima del ritmo natural de la demanda tienen una oferta estable de alquiler, lo que les permite recuperarse antes, mientras que las que acumulan mucho stock están forzadas a bajar los precios”, comenta el responsable del portal. Esta moderación en las caídas tiene sentido si tenemos en cuenta que los españoles han aumentado su presupuesto para vacaciones1 un 7%, aunque siguen siendo los europeos que menos gastan.

Las costas más y menos rentables son las mismas que en 2013. Baleares arroja el alquiler más alto, 1.174 €/semana, permitiendo recuperar la inversión en 17 años. En el lado contrario está la Costa Vasca con 67. El liderazgo de Baleares radica en que “es la zona de playa en la que más han crecido las rentas, lo que concede al propietario una rentabilidad del 4,77%, la más alta de la costa española”, indica Alemany. En la Costa Vasca están las viviendas más caras, 366.365 euros de media, y la rentabilidad más baja, 1,19%.

Almería (305 €/semana), Canarias (321 €/semana) y la Costa Tropical (349 €/semana) son las zonas más asequibles para veranear, mientras que Baleares (1.174 €/semana), la Costa Brava (754 €/semana) y la Costa del Garraf (665 €/semana) son las más costosas. En términos de variación, la Costa del Azahar (-12,19%), la Costa Verde (-10,98%) y la Costa Tropical (-10,86%) son las que más han caído frente al pasado año. Cuatro costas incrementan sus rentas: Baleares (8,04%), la Costa Vasca (5,06%), la Costa del Sol (3,13%) y la Costa del Maresme (1,25%).

Frente a los 509 euros de renta media semanal en la costa española, la mensualidad de una vivienda no vacacional asciende a 622 euros al mes. “En dos meses, las ganancias por el alquiler de una casa en la playa igualan a las de cualquier otro piso de larga temporada en seis meses y medio”, asegura Alemany, que recomienda en ambos casos “meditar mucho la inversión y estudiar las posibilidades a futuro de la zona”. Los pisos medios más caros en venta están en la Costa Vasca (366.365 €), la Costa del Garraf (280.586 €) y la Costa Brava (251.275 €), mientras que los más económicos se localizan en la Costa de Valencia (104.464 €), la Costa Cálida (105.493 €) y la Costa de Almería (106.580 €).

Respecto a la rentabilidad, las costas que más beneficios reportan son Baleares (4,77%), la Costa Verde (3,39%) y la Costa Cálida (3,32%). La Costa Vasca (1,19%), la Costa del Garraf (1,9%) y Canarias (1,97%) son las zonas donde menos se ganaría con el alquiler.

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *