Las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre vivienda habitual bajan un 13 por ciento respecto a 2014

Madrid. 03/03/2016

La ejecución hipotecaria es un procedimiento ejecutivo a través del cual se ordena la venta de un bien inmueble, que estaba gravado con una hipoteca, por incumplimiento del deudor de las obligaciones garantizadas con la hipoteca.

El objetivo principal de la Estadística sobre Ejecuciones Hipotecarias es ofrecer trimestralmente el número de certificaciones de ejecuciones hipotecarias que se inician e inscriben en los registros de la propiedad durante el trimestre de referencia, relativos a la totalidad de fincas rústicas y urbanas.

Conviene destacar que no todas las ejecuciones de hipoteca que se inician terminan con el lanzamiento de sus propietarios y que un procedimiento judicial puede dar lugar a varias certificaciones por ejecución de hipoteca.

Datos del cuarto trimestre de 2015

El número total de inscripciones de certificaciones por ejecuciones hipotecarias iniciadas en el cuarto trimestre de 2015 es de 22.540, lo que supone un 16,2% más que el tercer trimestre de 2015 y un 27,8% menos que en el cuarto trimestre de 2014. El 76,8% de las viviendas de personas físicas con ejecución hipotecaria (6.898) son habituales en propiedad, un 23,0% menos que en el mismo trimestre de 2014. Por su parte, 2.080 viviendas de personas físicas con ejecución hipotecaria iniciada no son residencia habitual de los propietarios, un 21,1% menos.

Tomando como referencia las viviendas familiares (18.395.100) existentes en España en el cuarto trimestre de 2015, el 0,037% iniciaron una ejecución hipotecaria en el periodo de referencia.

Certificaciones por ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas según naturaleza de la finca

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas concentran el 58,6% del total de ejecuciones hipotecarias en el cuarto trimestre de 2015.

El 30,6% del total de ejecuciones hipotecarias son viviendas habituales de personas físicas, el 18,8% corresponde a viviendas de personas jurídicas y el 9,2% a otras viviendas de personas físicas.

Por su parte, las ejecuciones hipotecarias de otras urbanas (locales, garajes, oficinas, trasteros, naves, edificios destinados a viviendas, otros edificios y aprovechamientos urbanísticos) suponen el 32,2% del total.

Certificaciones por ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas sobre viviendas según estado

El 14,7% de las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas en el cuarto trimestre son nuevas y el 85,3% usadas.

El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas nuevas disminuye un 29,1% respecto al año anterior y el de usadas un 28,1%.

Certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre vivienda según el año de inscripción de la hipoteca

El 18,5% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en el cuarto trimestre corresponde a hipotecas constituidas en el año 2007, el 16,2% a hipotecas constituidas en 2006 y el 11,8% a hipotecas de 2005.

El periodo 2005-2008 concentra el 56,0% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas este trimestre.

Según la evolución de las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas entre 2004 y 2014, por año de inscripción de la constitución de la hipoteca respecto al total de hipotecas constituidas sobre viviendas en ese mismo año, los mayores valores se alcanzan en 2013 y 2012. De las hipotecas constituidas sobre viviendas en 2007, el 0,20% han iniciado una ejecución hipotecaria durante el cuarto trimestre de 2015.

Resultados por comunidades autónomas

Las comunidades con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas en el cuarto trimestre son Andalucía (5.723), Comunitat Valenciana (4.011) y Cataluña (3.475).

Por su parte, Comunidad Foral de Navarra (112), País Vasco (137) y La Rioja (176) registran el menor número. De las 22.540 ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre el total de fincas este trimestre, el 58,6% corresponde a ejecuciones hipotecarias de viviendas.

Andalucía (3.376), Cataluña (2.313) y Comunitat Valenciana (2.290) registran el mayor número de ejecuciones sobre viviendas. Por su parte, Comunidad Foral de Navarra (72), País Vasco (74) y La Rioja (80) presentan los menores.

Tomando como referencia las hipotecas constituidas en el periodo 2003-2014 sobre el total de fincas, el 0,17% de las hipotecas constituidas han iniciado una ejecución hipotecaria en el cuarto trimestre de 2015.

Región de Murcia (0,35%), Comunitat Valenciana (0,25%) y Andalucía (0,21%) registran los valores más altos. Por su parte, País Vasco (0,03%), Comunidad Foral de Navarra (0,04%) y Galicia (0,09%) presentan los valores más bajos.

Atendiendo a las ejecuciones hipotecarias de viviendas, el 0,14% de las hipotecas constituidas sobre viviendas en el periodo 2003-2014 han iniciado una ejecución hipotecaria en el cuarto trimestre de 2015.

Región de Murcia (0,29%), Andalucía (0,20%) y Comunitat Valenciana (0,19%) registran los valores más altos. Por el contrario, País Vasco (0,02%), Galicia (0,06%) y Comunidad Foral de Navarra (0,07%) presentan los más bajos.

Resultados en el conjunto del año 2015

El número total de inscripciones de certificaciones por ejecuciones hipotecarias iniciadas en el conjunto del año 2015 fue de 101.820, lo que supuso un 15,5% menos que en 2014.

El 77,9% de las viviendas de personas físicas con ejecución hipotecaria (30.334) fueron viviendas habituales en propiedad, un 13,0% menos que en 2014.

Por su parte, 8.609 viviendas de personas físicas con ejecución hipotecaria iniciada no eran residencia habitual de los propietarios, un 14,4% menos.

Certificaciones por ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas sobre viviendas según estado

El 13,7% de las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas en el año 2015 fueron nuevas y el 86,3% usadas.

El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas nuevas disminuyó un 27,7% respecto al año anterior y el de usadas bajó un 12,7%.

Certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre vivienda según el año de inscripción de la hipoteca

El 20,6% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en el año 2015 correspondió a hipotecas constituidas en el año 2007, el 15,9% a hipotecas constituidas en 2006 y el 11,3% a hipotecas de 2008.

El periodo 2005-2008 concentró el 59,0% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas en 2015.

Por año de inscripción de la constitución de la hipoteca respecto al total de hipotecas constituidas sobre viviendas en ese mismo año, los mayores valores se alcanzan en 2007 y 2013. De las hipotecas constituidas sobre viviendas en 2007, el 0,99% inició una ejecución hipotecaria durante el año 2015.

Resultados por comunidades autónomas

Las comunidades con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas en el año 2015 fueron Andalucía (28.126), Comunitat Valenciana (17.548) y Cataluña (16.548). Por su parte, La Rioja (539), Comunidad Foral de Navarra (566) y País Vasco (625) registraron el menor número.

De las 101.820 ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre el total de fincas en 2015, el 58,7% correspondió a ejecuciones hipotecarias de viviendas.

Andalucía (16.094), Cataluña (11.165) y Comunitat Valenciana (10.751) registraron el mayor número de ejecuciones sobre viviendas. Por su parte, La Rioja (272), País Vasco (300) y Comunidad Foral de Navarra (338) tuvieron los menores.

Tomando como referencia las hipotecas constituidas en el periodo 2003-2014 sobre el total de fincas, el 0,75% de las hipotecas constituidas iniciaron una ejecución hipotecaria en el año 2015.

Por comunidades, Región de Murcia (1,39%), Comunitat Valenciana (1,09%) y Andalucía (1,04%) registraron los valores más altos. Por su parte, País Vasco (0,13%), Comunidad Foral de Navarra (0,19%) y Extremadura y Cantabria (ambas 0,41%) presentaron los más bajos.

Atendiendo a las ejecuciones hipotecarias de viviendas, el 0,66% de las hipotecas constituidas sobre viviendas en el periodo 2003-2014 iniciaron una ejecución hipotecaria en el año 2015.

Región de Murcia (1,02%), Andalucía (0,93%) y Comunitat Valenciana (0,88%) registraron los valores más altos. Por el contrario, País Vasco (0,09%), Galicia (0,33%) y Cantabria y Comunidad Foral de Navarra (ambas 0,34%) presentaron los más bajos.

 

Consulte aquí el documento completo.

 

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *