logo


 Las tasaciones hipotecarias de viviendas aumentaron en el primer semestre un 0,45 %, lo que supone un práctico estancamiento respecto al mismo periodo del año anterior y un ritmo profundo de desaceleración, puesto que en el primer semestre de 2018 habían crecido un 10,45 %.

El estancamiento del primer semestre se produjo coincidiendo con la entrada en vigor de la ley hipotecaria en junio pasado, por lo que la Asociación Española de Análisis de Valor (AEV) cree que las complicaciones operativas de la puesta en marcha de la norma provocaron un desplazamiento de operaciones a julio.

La Asociación entiende además que la ralentización del mercado está influida por el empeoramiento de la coyuntura económica que se atisba, aunque destaca como nota positiva el aumento de la rehabilitación de edificios.

El número de tasaciones sobre todo tipo de activos cayó un 10,9 % en el semestre, según datos de la AEV, descenso que se atribuye al proceso de saneamiento de los balances de los bancos que, con la venta de carteras, evitan tener que seguir retasando los bienes. El descenso es mucho más pronunciado que el del primer semestre del año pasado (2,7 %).

El importe medio tasado para finalidad hipotecaria de la vivienda en bloque aumentaron de 165.000 euros a 173.000 de enero a junio, un 4,84 % más, y para vivienda unifamiliar prácticamente se mantuvo, al pasar de 250.000 a 251.000 euros, un 0,4 % más.

Para el conjunto de los usos (vivienda y no vivienda) las tasaciones hipotecarias cayeron un 2,8 % en volumen y un 3,7 % en importe.

Las tasaciones hipotecarias de obra nueva en proyecto alcanzaron 2.780 edificios en el semestre, 430 menos que un año antes, pese a que en el primer trimestre se había registrado crecimiento.

Sí creció el número e importe de tasaciones de proyectos de rehabilitación, 45 más que en el primer semestre de 2018, hasta 275 y el aumento en importe fue del 106 % hasta 1.200 millones de euros.

Madrid y Barcelona representan el 9,5 % de las valoraciones totales, con casi 50.000 tasaciones sobre 520.000, y sólo en viviendas ambas ciudades alcanzan el 10 %.

En términos de importe tasado, Madrid y Barcelona concentran el 21,5 % del total nacional, más de tres puntos por encima de un año antes.

Las tasaciones de vivienda -tanto hipotecarias como para otros fines- han caído en más de la mitad de las comunidades autónomas, con Canarias en primer lugar de la lista (caída del 17,8 %), seguida de La Rioja (15 %), Cataluña y Baleares (14 % en cada caso).

Se registraron aumentos en Extremadura (31 %), País Vasco (10,6 %), Cantabria (9,5 %), Galicia (9,3 %), Castilla y León (5,8 %), Asturias (4,2 %) y Andalucía (1,4 %).

La AEV destaca el crecimiento de las valoraciones automatizadas, un método informático que permite valorar carteras de forma rápida y económica, que alcanzan 470.000

Leave a Reply

*

captcha *