Las lavanderías autoservicio de Miele crean un plan para inversores del sector de la construcción y la inmobiliaria

Bloomest, las lavanderías autoservicio bajo la calidad y liderazgo de Miele, es un negocio fácil y rentable para constructoras e inmobiliarias que tienen numerosos locales sin alquilar o vender en poblaciones de a partir 6.000 habitantes. El modelo de negocio es a través de la franquicia, no necesita muchas horas de dedicación ni contratación de personal y la gestión es en remoto.

Bloomest, que cuenta ya entre sus clientes con inversores de este tipo, ha diseñado un plan para futuros inversores del sector de la construcción y la inmobiliaria que consiste en ofrecer unas condiciones comerciales muy competitivas y ventajosas para abrir una nueva tienda. Los empresarios pueden encontrar en una inversión como Bloomest la seguridad de una empresa sólida que pertenece al Grupo Miele y contar con su respaldo. Según Gianluca Falchi, Responsable de Negocio de Bloomest en Iberia, “Vivimos un momento difícil para vender o alquilar locales comerciales y nuestro negocio ofrece una solución rentable para aquellos que cuentan con locales vacíos”.

Y es que el autoservicio tiene muchas ventajas y ofrece una rentabilidad que se sitúa en un 50% de los ingresos la inversión no conlleva contratación de personal en plantilla, no se invierte en material/bienes perecederos, las maquinas Miele tiene un largo ciclo de vida de 15-18 años y la gestión es en remoto a partir de la domótica” aclara Falchi. Además, el tiempo para recuperar la inversión es de entre 2/3 años.

Los locales de la marca son de entre 50 y 100 m2 y las zonas de interés son tanto las grandes ciudades como centros urbanos a partir de los 6.000 habitantes, ubicándose en calles comerciales y/o centros comerciales. Bloomest garantiza exclusividad real de los locales “nuestra principal obsesión es la apertura de tiendas que funcionen y sean de éxito. Locales a pie de calle, de entre 50-100m2 y en un radio de 1km no se puede abrir otra tienda de nuestra marca”, indica Falchi.

Además, la enseña ofrece una solución móvil y adaptable, la Modular Bloomest un concepto de lavandería de 20m2 que está diseñado para su instalación en centros comerciales, supermercados, gasolineras, etc… La marca se encarga de instalarla llave en mano en las superficies comerciales o negocios y el número de lavadoras y secadoras en su interior se adapta según la necesidad de cada cliente y ubicación.

Modelo franquiciado

El modelo de franquiciado se define “flexible”, ya que no se cobra ningún porcentaje sobre ingresos ni ningún canon de entrada al franquiciado. La inversión de una tienda-base es a partir de unos 45.000€ y Bloomest se compromete a dar soporte, tanto en el momento de la apertura como durante el desarrollo, para asegurar una gestión eficaz y optima rentabilidad. “Que los franquiciados mantengan la tienda bien gestionada y de acuerdo con los estándares de calidad de lavado y secado de Bloomest-Miele” es lo que comenta Falchi.

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *