Los españoles pagarían hasta un 20% más por sus viviendas a cambio de más metros

El sector inmobiliario va poco a poco recuperándose del efecto económico de la pandemia y se enfrenta a los nuevos retos de un mercado condicionado por un estilo de vida y necesidades no existentes antes de la era Covid. Así lo demuestra el último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) que apunta a un aumento del 65,9% en la compra de viviendas en abril de 2021, con respecto al mismo mes del año anterior, en pleno momento de confinamiento.

Esta cifra positiva es la segunda subida consecutiva, pues en marzo de este año la compraventa de viviendas registró también un crecimiento del 32,4%, frente a los meses de enero y febrero, con caídas del 15,4% y 4,3% respectivamente, según el citado informe.

Buena salud de la compraventa

Estos datos reflejan la buena salud del sector de la compraventa de inmuebles en España, sobre todo en estos últimos meses. Con el avance de la vacunación, la consolidación de un modelo híbrido de trabajo y la menor situación de incertidumbre, ¿han cambiado los requisitos a la hora de buscar un inmueble tras el efecto directo que tuvo el confinamiento en estas preferencias? ¿Qué tipología de viviendas se demandan, hay nuevas necesidades?

La Red Inmobiliaria Comprarcasa ha analizado los factores que están determinando estas operaciones actualmente en España. Entre las principales conclusiones apuntan al interés de los compradores por adquirir viviendas con un mayor número de metros cuadrados y con zonas al aire libre. Dos requisitos que explican el crecimiento en la adquisición de casas de obra nueva, con un incremento interanual en abril de 2021 del 82,2%, según recoge el INE.

Por su parte, esta tasa es del 62,2% en las viviendas de segunda mano. No obstante, la compraventa de vivienda usada sigue siendo la reina del sector y, según el INE, el pasado mes de abril supuso el 78% del total de estas operaciones.  

En cuanto al coste de la vivienda libre, el IPV (Índice de Precios de la Vivienda) ha registrado una subida interanual del 0,9%, el menor índice desde 2014. En esta línea, Comprarcasa ha percibido que los compradores de vivienda en España estarían dispuestos a afrontar un aumento de un 20% en el coste por más metros cuadrados y hogares de tres o cuatro dormitorios.

Junto a esta tendencia de demanda de viviendas más grandes, Comprarcasa también ha detectado una mayor preferencia por viviendas que se encuentran en la periferia o en pueblos, con un incremento del 10% de la demanda en zonas rurales frente al centro de las ciudades, que era la principal preferencia antes de la crisis sanitaria. Un cambio propiciado por las restricciones de movilidad, la disminución de viajes internacionales o la extensión del teletrabajo. No es de extrañar, por tanto, el apunte de la compra de vivienda registrado recientemente por el INE en comunidades como Extremadura (178,5%) y Castilla-La Mancha (165,1%).  

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *