Mano de obra cualificada escasa, mucha demanda y presupuestos inflados en el sector de la reforma

La pandemia ha llevado a revisar concienzudamente la vivienda detectando así las carencias o mejoras que podrían aplicarse y si a esta situación se le une que no ha habido gastos en viajes y planes de ocio se crea el escenario perfecto para decidir llevar a cabo una reforma.
 
Gonzalo Robles, CEO de Uxban, firma inmobiliaria fundada en 2014 y enfocada en el diseño y promoción de viviendas de alto standing, detecta aquí las consecuencias derivadas de esta ‘fiebre de reforma’,  El deseo de realizar reformas en las viviendas tanto el 2020, pero con más fuerza en 2021, nos está llevando a un escenario de escasez de mano de obra cualificada para determinados oficios, lo que genera automáticamente incumplimientos en los plazos previstos de trabajo o directamente que la obra no puede empezar hasta pasados unos meses, falta de material y, por supuesto, acaba derivando también en presupuestos inflados fruto de esta demanda salvaje”.

Tiempo de reformas

Hay dos momentos del año en los que es habitual plantearse una reforma como son el verano y las Navidades pero, es justamente la peor época para llevarlas a cabo con éxito, ya que coinciden las vacaciones de los trabajadores con el cierre de muchas fábricas de proveedores por lo que es bastante seguro que el plazo de obra no se cumpla. La estacionalidad convierte a la situación de las reformas en la tormenta perfecta ya que actualmente hay un problema a escala mundial en torno al suministro de algunas materias primas indispensables que afectan al sector de la construcción, como el acero o incluso la arena, por lo que los precios están aumentando hasta un 100%. “No es un tema menor ya que afecta a la producción y suministro de cosas tan básicas para una reforma como la perfilería metálica, tableros de madera o los propios electrodomésticos, donde por algunos modelos concretos hay retrasos de hasta cinco meses en la entrega”, confirma el CEO de Uxban.

Los espacios más reformados

Las peticiones de reformas más populares actualmente se centran en 3 puntos: Terraza, Eficiencia energética y Teletrabajo/Open Space.

La terraza es un elemento muy demandado por los actuales compradores nacionales, ya que para un comprador internacional ya se trataba de un elemento casi imprescindible”, apunta Robles.

La adecuación energética de la vivienda es fruto no solo de la concienciación general si no de la llegada de los Fondos Europeos y su inyección de 6.000 millones en este apartado, lo que  está generando que ahora muchos propietarios apuestan por tener una vivienda que aunque les suponga  una inversión en confort (aislamientos térmicos y acústicos, ventanas, etc) van a evitarles un enorme coste económico además del propio desgaste ambiental para el planeta.
 
Teletrabajo/Open Space. “La pandemia ha convertido muchos hogares en improvisadas oficinas y en muchos casos es una tendencia que ha venido para quedarse por lo que llevar adelante una reforma que implique eliminar tabiquería innecesaria como por ejemplo en pasillos y vestíbulos y comunicar espacios sociales afines como el salón-comedor con la cocina se han convertido en una de las reformas estrella de los últimos meses”, comenta Gonzalo Robles.

La reforma perfecta

Una buena reforma puede incrementar hasta en un 20% el valor de una vivienda y se estipulará en primer lugar por su localización (cuyo valor es intrínseco a la propiedad) seguido por su distribución, acabados y diseño.
 
“En cuanto a la distribución es fundamental por ejemplo que el dormitorio principal tenga un baño en suite y que la cocina, pudiendo mantener su independencia, tenga una ubicación más cerca del salón-comedor, ya que es una tendencia inequívoca de que se emplea como un espacio social más.
 
En cuanto a los acabados tienen que tener una calidad coherente con la ubicación de la vivienda. Una calidad deficiente hace desmerecer el conjunto y crea una mala impresión a los ojos de un potencial comprador.
 
Y por último, el diseño, que tiene que ser atemporal, cuidado y evitando gustos excesivamente personales.  Esta armonía crea un buen marco para que tu vivienda tenga un buen posicionamiento en el mercado”, afirma Robles.

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *