Metrovacesa venderá su negocio de promoción de viviendas para recortar deuda

EP. Madrid. 21/04/2013

Metrovacesa abordará un proceso de venta «ordenada» de su suelo y de su negocio de promoción y venta de viviendas para abandonar esta actividad y centrarse en la patrimonial y, a la vez, recortar la deuda de unos 5.100 millones de euros con que cerró 2012.

Así se recoge en el plan estratégico que la inmobiliaria controlada por seis bancos aprobó a comienzos del presente año y a ejecutar con horizonte a 2017.

Las entidades que controlan el 95,5% de Metrovacesa (Santander, BBVA, Banco Sabadell, Banco Popular y BFA Bankia) se han comprometido a desarrollar esta estrategia una vez que culmine la oferta de adquisición de acciones (OPA) que han lanzado sobre el 4,5% que no controlan para excluirla de cotización de Bolsa.

Según consta en el folleto explicativo de esta operación, los bancos accionistas de la inmobiliaria buscan centrar la empresa en la explotación de su cartera de patrimonio en alquiler, integrada por oficinas, centros comerciales y hoteles que, en conjunto, suman 1,1 millones de metros cuadrados de superficie.

El negocio de suelo y promoción residencial al que Metrovacesa ha colgado el cartel de ‘se vende’ presentaba un valor de mercado de unos 1.530 millones de euros a cierre de 2012, un 10% menos que un año antes.

A la conclusión del pasado año, la compañía contaba con 2,7 millones de metros cuadrados de suelo, concentrado fundamentalmente en el centro del país (el 28% del total), Andalucía (25%) y Levante (otro 15%). El 69% de estos terrenos son urbanizables, según datos de la compañía que recoge Europa Press.

En cuanto al área de viviendas, a cierre de 2012 Metrovacesa contaba con un ‘stock’ de pisos pendientes de venta de 153 unidades, tras haber entregado 156 unidades durante el pasado ejercicio.

Toda esta área de suelo y promoción generó ingresos de unos 32 millones de euros a la compañía el pasado año, alrededor del 13% de la facturación total.

Patrimonialista no cotizada

   La futura Metrovacesa no cotizada aspira a ser así una empresa totalmente patrimonialista. Una vez concluya la OPA, el Santander controlará el 36,87% del capital social de la empresa y será primer accionista. El resto de socios serán BFA-Bankia, con un 19,06% del capital, BBVA (18,33%), Banco Sabadell (13,06%) y Banco Popular (12,65%). Todos ellos, salvo Bankia (que tampoco participa en la OPA) se han comprometido a no vender sus acciones de la empresa.

A escala corporativa, esos bancos accionistas prevén abodar distintas iniciativas para reducir costes, como eliminar sociedades filiales de la inmobiliaria que están inactivas o no tienen activos, o cambiar la estructura, composición o número de miembros de sus órganos de administración para «simplificarlos».

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *