Las mujeres destinan a la vivienda alrededor de un 10 por ciento más de salario que los hombres

La brecha salarial de género ha descendido 148 euros anuales, pasando de 5.941 en 2017 a 5.793 euros en 2018, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Sin embargo, el aumento de los precios sigue dificultando el acceso a la vivienda de las mujeres. El análisis realizado por el portal inmobiliario www.pisos.com con motivo del Día Internacional de la Mujer, demuestra que ellas deben realizar un esfuerzo económico mayor.

Este esfuerzo tiene lugar tanto si alquilan y se convierten en inquilinas (53,05% de sus ingresos frente al 41,20% de ellos) como si compran y pasan a ser propietarias (35,76% frente a 27,77%).

Para Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, “una vivienda siempre tiene el mismo precio para el comprador, sea hombre o mujer, pero en el ámbito laboral, a igual preparación y experiencia, no se cobra lo mismo. Esta situación desprotege a las mujeres frente al acceso a la vivienda”.

El experto admite que la situación se agrava dada la tendencia al alza de los precios: “Las mujeres dedican más de la mitad de su sueldo a una partida tan fundamental como es el alquiler y esta realidad, a su vez, les impide tener cierto margen de ahorro para convertirse en propietarias”.

El responsable del portal inmobiliario asegura que “la capacidad de endeudamiento de las mujeres ante una hipoteca se ve seriamente comprometida”.

Extremadura, la comunidad más asequible para las mujeres

Por comunidades, Extremadura es la única región en la que las mujeres pueden destinar al alquiler menos del 35%4 de sus ingresos mensuales (30,76%). Las 16 comunidades restantes superan esa cifra y en algunos casos, incluso la media nacional del 53,05%. Madrid (80,51%), Baleares (75,16%), Cataluña (62,53%), Comunidad Valenciana (57,68%) y País Vasco (53,94%) son las regiones donde más complicado lo tienen las mujeres para pagar el alquiler.

Por su parte, los hombres solo son incapaces de cumplir la recomendación en siete regiones: Baleares (63,59%), Madrid (64,63%), Cataluña (47,87%), Canarias (47,49%), Comunidad Valencia (44,71%), País Vasco (40,76%) y Andalucía (37,11%).

En el caso de la compra, son siete las autonomías que exigen un esfuerzo económico por encima del recomendado: Baleares (63,27%), País Vasco (48,94%), Madrid (46,16%), Canarias (42,98%), Cataluña (42,55%), Andalucía (38,19%) y Cantabria (36,55%). Por su parte, Castilla-La Mancha (21,01%) es la comunidad donde las mujeres gastan menos en la cuota hipotecaria, un total de 318,85 de los 1.517 euros mensuales.

Otras regiones con porcentajes razonables son Extremadura (24,70%), Murcia (26,31%), Navarra (27,24%) y Aragón (28,13%). En cuanto a los hombres, Baleares (53,53%), Madrid (37,06%), Canarias (37,01%) y País Vasco (36,99%) son las únicas comunidades donde tienen que invertir en la hipoteca un porcentaje superior al recomendado.

Ante estas diferencias, mientras los hombres necesitan 4,72 años de sueldo anual íntegro para hacer frente a una hipoteca tipo de 122.472 euros3,5, ellas necesitan 6,08 años para convertirse en propietarias de una vivienda.

Referencias

  1. Encuesta Anual de Estructura Salarial. Instituto Nacional de Estadística. 29 de mayo de 2018.
  2. Precio medio de una vivienda tipo en alquiler en diciembre de 2018 según pisos.com
  3. Precio medio de una vivienda tipo en venta en febrero de 2018 según pisos.com
  4. Según el Banco de España, el máximo recomendado que se debe destinar al pago de la vivienda asciende al 35% del
    salario mensual.
  5. Hipoteca media para una vivienda tipo de 90 m2 calculada con un tipo de interés del 2,44% y plazo medio de
    amortización de 22 años, según el Instituto Nacional de Estadística (INE)

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *