pisos.com: “La recuperación de la deducción por vivienda habitual modificaría artificialmente el precio”

El día 7 de abril dio comienzo la campaña de la Renta sobre el ejercicio fiscal del 2020 y, con ella, se dio el pistoletazo de salida para poder tramitar el borrador y presentar la declaración. Junio será, como viene siendo habitual, el mes en el que se despida la campaña dirigida a los contribuyentes que están obligados a realizar la declaración al percibir rendimientos de trabajo personal superiores a los 22.000 euros anuales, siempre que estos procedan de un solo pagador.

En este proceso, la situación de cada contribuyente con respecto a su lugar de residencia es uno de los factores a tener muy en cuenta a la hora de saber qué cantidad deberá aportar al fisco y si su régimen residencial le puede permitir beneficiarse de alguna desgravación. En este sentido, la posible recuperación de la deducción por vivienda habitual, que ya fuera derogada en 2013 y que vuelve a estar encima de actualidad debido a las elecciones del 4-M, es una medida sobre la que pisos.com ya se había mostrado contrario anteriormente “porque modifica artificialmente el precio de los inmuebles”.

Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, considera que “tras ocho años suspendida, activarla de nuevo supondría un agravio comparativo entre los contribuyentes”. “Además, los precios deben armonizarse según el comportamiento de la oferta y la demanda, no obedecer a maniobras fiscales electoralistas. Si lo que se pretende es motivar al comprador, no es el método más adecuado, es mejor flexibilizar las condiciones de financiación”, subraya el experto.

Dicha deducción ya no es aplicable cuando la adquisición, construcción o las cantidades satisfechas por obras de rehabilitación o ampliación de la vivienda habitual, o para la realización de obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual de personas con discapacidad se hubiesen iniciado a partir del 1 de enero de 2013.

¿Hacia una armonización fiscal?

Por otro lado, más allá de la campaña de la renta, la armonización impositiva de la vivienda es otro de los temas que ha saltado a la palestra, concretamente los que son competencia autonómica: el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) y el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.
 
Sobre esta materia, Ferran Font se muestra contundente: “Quizá no deba ser igual en todos los territorios, pero como mínimo más armónico para que no existan diferencias tan grandes entre los habitantes de diferentes comunidades. Además, que sea exactamente igual en todas las autonomías resta maniobrabilidad en la gestión de sus propios presupuestos”. El director de Estudios de pisos.com incide en que “sería bueno que se estableciera un marco regulatorio que permita eliminar las diferencias tan grandes entre habitantes, aunque debe ir avanzándose paso a paso” y añade que “estos impuestos deben perder peso en la financiación regional y no deben cambiarse en función de las necesidades de las arcas públicas”. 
 

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *