Reclamación de hipotecas multidivisa: ¿qué hacer cuando la hipoteca está referenciada a yenes japoneses o francos suizos?

Las hipotecas multidivisa son un producto bancario que ganó fama durante los años del boom inmobiliario y que, poco después, desveló el motivo por el que ofrecía unas cuotas tan bajas a los usuarios. La característica principal de este tipo de préstamo hipotecario es que, a diferencia de las hipotecas ordinarias, la devolución del capital se realizaba a la moneda extranjera referenciada en el préstamo, como pueden ser francos suizos, yenes o dólares australianos. No se trata, pues, de un préstamo en euros, por lo que la cuantía de las cuotas cambia según la fluctuación de la divisa extranjera.

Además, “en vez de estar referenciada al EURIBOR o el IRPH, que son los índices más comunes para las entidades bancarias en España, generalmente lo hacen a un tipo de referencia extranjero. La más habitual es el LIBOR, una tasa de interés intercambiable del mercado de Londres, explica Antonio Pastor, abogado y socio de Círculo Legal Barcelona.

Sin embargo, este tipo de producto financiero se ha revelado abusivo, “porque la banca ofertaba una cuota muy baja y atractiva para el consumidor, pero, cuando la moneda seleccionada se revalorizaba frente al euro, el tipo de interés y, por tanto la cuota, se disparaba. Esto hizo que la hipoteca dejara de ser barata para miles de personas, y en cambio pasara a ser tan cara que prácticamente no se amortiza capital”, señala Antonio Pastor.

De hecho, fue el mismo Tribunal Supremo el que, en noviembre de 2017, declaró abusivas aquellas hipotecas multidivisa concedidas por bancos que no advirtieran e informaran debidamente al cliente de los riesgos que conllevaba este tipo de producto financiero. Frente a esta situación y con alrededor de 70.000 hipotecas multidivisa en toda España, los usuarios pueden reclamar a las entidades para obtener la nulidad de este producto. Frente a esta situación de poca transparencia, en el último período se han destacado casos de clientes que han podido conseguir la nulidad de la cláusula multidivisa.

¿Qué pasa cuando se consigue la nulidad pero no se calcula debidamente la cantidad pagada?

En el caso de que se gane la demanda, pero no se haya cifrado correctamente el importe a devolver por parte del banco, la entidad puede actuar de distintas formas: el banco podría recalcular de forma correcta la cuantía a devolver, “algo que suele pasar pocas veces”, asegura Antonio Pastor. Otras veces, la entidad puede decidir cumplir con la devolución, pero calculando la cantidad según criterios propios.

En el peor de los casos, puede ocurrir que el banco no cumpla con la sentencia y no devuelva los importes pagados de más cada mes por la hipoteca multidivisa: “Esto puede ocurrir porque la entidad afirma que no ha habido daño, por lo que se deberá fijar en la ejecución de la sentencia, explica.

Por lo tanto, se revela de vital importancia en estos casos no solo apoyarse a abogados para llevar a cabo la demanda, sino solicitar los servicios de un perito económico para entender de qué cantidades se trata.

¿Cómo se puede reclamar una hipoteca multidivisa?

Para reclamar las hipotecas multidivisa, es necesario saber si realmente la entidad bancaria ha sido poco transparente o si el usuario estaba al corriente de los riesgos y, aun así, ha decidido asumir este tipo de préstamo: “Si el banco en cuestión no actuó de la manera correcta, omitiendo parte de la información al cliente y causando que el usuario no fuese consciente de todos los riesgos que conllevaba dicho préstamo, entonces se puede reclamar, por la vía judicial, la nulidad de la cláusula multidivisa, con el recálculo del capital pendiente en euros y, por lo tanto, aplicando las cantidades en su momento satisfechas a la reducción del capital pendiente, lo que comportará al cliente ver no sólo que su cuota es notablemente inferior, sino además verá que el capital pendiente es también menor”, advierte Pastor.

En otras palabras, si el cliente no ha sido informado sobre la posibilidad de apreciación o de depreciación de la divisa del préstamo, los efectos en las cuotas de las variaciones del tipo de cambio, el tipo de interés de la divisa del préstamo, y los riesgos inherentes a la suscripción de un préstamo en divisa extranjera, podrá reclamar a la entidad bancaria, pidiendo la nulidad de la cláusula multidivisa contenida en su hipoteca.

Para hacerlo, “el asesoramiento de un abogado en estos casos es crucial, ya que se trata de una reclamación que se lleva a cabo por vía judicial”, señala el socio de Círculo Legal Barcelona. Será entonces necesario presentar el Informe Pericial económico, en el que se evidencie también que, pese a haber cumplido con los pagos del préstamo, la cantidad debida al banco sigue siendo alta, por lo que no se está extinguiendo de forma adecuada la hipoteca.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *