Sacyr logra quitas en su deuda promotora para bajar el precio de sus viviendas

EP. Madrid. 13/05/2013

Sacyr ha negociado con los bancos acreedores de su deuda promotora «quitas importantes» en este pasivo que le han permitido «ajustar» el precio de sus viviendas a «la actual demanda», según indicó el director financiero del grupo, Fernando Lacadena.

«Las entidades financieras están realizando quitas importantes de la deuda», destacó el directivo de Sacyr, que tiene con gran parte de este pasivo con la Sareb.

Según detalló, Vallehermoso, la división de promoción del grupo, aborda la venta de viviendas «de forma progresiva y coordinada con las entidades financieras, que son las que tienen que hacer ajustes en las hipotecas para que se puedan vender».

En el primer trimestre del año, esta firma vendió 31 viviendas, con lo que a cierre de marzo su ‘stock’ se sitúa en 700 pisos, de los que 18 están vendidos y pendientes de entrega.

Asimismo, esta división de promoción de vivienda y suelo de Sacyr supone una deuda total de 1.217 millones de euros, equivalente al 14% del pasivo total del grupo de construcción y servicios.

En la presentación de los resultados trimestrales de Sacyr, su directivo indicó que las negociaciones con el ‘banco malo’, al que la mayor parte de sus bancos acreedores han traspasado su deuda promotora, se articulan en dos vías.

Así, en cuanto al pasivo sobre viviendas, la negociación se mantiene «de forma progresiva», tratando de «ajustar el precio de las viviendas para adecuar la oferta y la demanda de pisos». «Trabajamos con ellos en buena sintonía y esperamos conseguir los descensos necesarios para atender a la demanda», indicó Lacadena.

En cuanto a la deuda vinculada a su cartera de suelo, el directivo indicó que el grupo acaba de iniciar las negociaciones con Sareb y el resto de entidades acreedoras. «Están analizando los activos, la deuda y su calidad, y veremos como progresa el proceso en los próximos meses», destalló.

Limitar el negocio inmobiliario

Con todo, el director financiero reveló que el grupo presidido por Manuel Manrique trabaja «en distintos procesos» para «reducir su riesgo inmobiliario de forma importante».

En cuanto a la deuda del grupo, indicó que Sacyr afronta vencimientos totales de deuda por 1.834 millones de euros en los ejercicios 2013  y 2014.

Se trata de un pasivo en su mayor parte vinculado a la división de patrimonio Testa, para cuya refinanciación la compañía descarta problemas. Según indicó, en la actualidad está «razonablemente avanzada» la reestructuración de la deuda de la torre de oficinas que tiene en París.

El director financiero de Sacyr aseguró que la empresa mantiene su estrategia de realizar un «estricto control» de su endeudamiento, con el fin de mantener una «evolución y tendencia a la reducción progresiva en todas la áreas de negocio».

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *