Sareb ha reducido su cartera en 18.117 millones desde que se creó, el 36% del mandato

La Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) ha reducido su cartera en 18.117 millones de euros en los últimos siete años, lo que supone el 36% del mandato a liquidar por importe de 50.781 millones de euros, según estimaciones recogidas en el ‘Informe de Impacto Socioeconómico de Sareb (2013-2019)’ elaborado por la consultora EY.

Sareb fue creado en 2012 con un plazo de 15 años con la misión de gestionar de manera eficiente y desinvertir ordenadamente la cartera de activos financieros e inmobiliarios de las nueve entidades financieras que recibieron apoyos públicos: BFA-Bankia, Catalunya Banc, Novagalicia, Banco Gallego, Banco de Valencia, BMN, Liberbank, Caja 3 y CEISS.

Durante 2013 y 2014 la gestión y comercialización de los activos fue llevada a cabo por estas entidades cedentes, si bien a partir de 2015 la gestión se adjudicó a los servicers Altamira AM, Haya Real Estate, Servihabitat y Solvia.

La entidad pública ha destinado 1.548 millones de euros a la gestión y comercialización de activos, con lo que ha logrado desinvertir hasta reducir su cartera actual a 32.664 millones de euros. Desde este momento, cuenta con unos ocho años para liquidar la totalidad de los activos.

La desinversión de su cartera de activos, tanto financieros como inmobiliarios, es un indicador de su impacto a nivel económico, dado que permite a ambos sectores, con un peso de 10% de la economía española, reactivarse y desarrollarse.

De los ingresos por esta gestión, destacan los derivados de su cancelación y venta, Planes de Dinamización de Ventas (PDVs) y liquidación de colaterales. Los PDVs son acuerdos que permiten a los acreditados y deudores de Sareb cancelar la deuda mediante la venta de los inmuebles que figuran como garantía de los préstamos. Desde su creación, ha logrado reducir el número de deudores de 17.345 a 12.698.

Por otro lado, la venta de activos inmobiliarios es otra de las principales actividades de Sareb junto con la gestión de
préstamos, así como el alquiler, que es una vía alternativa que la entidad utiliza para la desinversión, y que ayuda a reducir los costes asociados a los inmuebles.

A cierre de 2019, el conocido como ‘banco malo’ había vendido 106.450 inmuebles, contaba con 8.159 viviendas alquiladas y otros 2.283 activos terciarios arrendados.

CONTRIBUCIÓN A LA RIQUEZA NACIONAL

De hecho, se calcula que ha contribuido a la riqueza nacional de manera directa, indirecta e inducida con 7.165 millones de euros, a lo que se suma los 15.676 millones de euros de deuda amortizada a cierre de 2019, el 31% del total. Hasta ahora, la compañía ha cumplido con el pago de esta deuda avalada por el Estado y sus intereses.

La aportación total al Producto Interior Bruto (PIB) entre 2013 y 2019 también incluye los 5.388 millones de euros que la compañía ha pagado en concepto de intereses asociados a la deuda emitida. Una buena parte, 2.785 millones de euros, ha ido a parar directamente a las nueve entidades financieras que recibieron ayuda pública y vendieron sus activos a Sareb

La contribución de Sareb a la economía se completa con 1.319 millones de euros en impuestos que la compañía ha ingresado en las arcas públicas. El grueso del importe dedicado al pago de tributos se correspondió con IVA no deducible (51%) y el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y otros tributos (42%), mientras que el resto se destinó a retenciones por IRPF (4%) y a cotizaciones a la Seguridad Social (3%).

Sareb asegura que su actividad ha generado un impacto directo en las regiones en las que se distribuye su cartera. Así, el pago de comunidades de vecinos y del Impuesto de Bienes e Inmuebles, además de los costes de mantenimiento y el pago a los servicers que se encargan de la gestión comercial de los activos ha supuesto una contribución de 2.661 millones de euros desde el año 2013.

CATALUÑA, LA REGIÓN CON MAYOR IMPACTO

Cataluña es la región donde Sareb posee un gran parque de inmuebles y por eso es donde ha tenido el mayor impacto, de más de 533,2 millones de euros desde su creación (el 20% del total). También son representativas las cifras de la Comunidad Valenciana (436,9 millones de euros o 16,4%), la Comunidad de Madrid (315,5 millones o 11,9%) y Andalucía (313,7 millones o 11,8%).

De igual forma, Sareb también ha contribuido a dinamizar las economías locales con la inversión hasta el momento de 227 millones de euros en la construcción de viviendas en sus suelos y en la terminación de obras que recibió sin finalizar.

Andalucía lidera la inversión desembolsada, con 61,6 millones de euros; seguida de la Comunidad Valenciana, con 43,1 millones de euros; Cataluña, con 42,9 millones de euros y, la Comunidad de Madrid, con 34,6 millones de euros.

MÁS DE 45.000 PUESTOS DE TRABAJO

Con el desarrollo de su actividad, Sareb ha favorecido la generación de unos 45.300 puestos de trabajo de forma directa, indirecta e inducida. Esta cifra incluye, entre otras cuestiones, el impacto de los contratos de compra de bienes y servicios que Sareb realiza a sus diferentes proveedores.

Por último, Sareb ha puesto de manifiesto su programa de colaboración con comunidades autónomas y ayuntamientos para contribuir a paliar el problema de la vivienda social en España.

Además de su mandato de desinversión, tiene a disposición de las instituciones públicas un parque de hasta 10.000 inmuebles y en estos siete años de actividad ha firmado convenios de cesión de vivienda social con casi una treintena de administraciones públicas.

En la actualidad tiene comprometidas más de 2.400 viviendas –de las que pueden beneficiarse alrededor de 9.600 personas–, en tanto que 7.600 inmuebles se encuentran todavía disponibles para esos mismos fines.

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *